ENVIAR VUESTROS COMENTARIOS

 

LEER COMENTARIOS

 

 

 

 

 

 

 

CATHERINE DENEUVE

 

 

Contemplar a esta actriz es todo un deleite visual, posee el aire de Paris, aroma de Dior y el oro viejo de los atardeceres del Sena. Sin conocerla, sin ni siquiera haber saboreado uno de los múltiples Films que ha realizado, uno se encuentro ante una mujer con una clase indiscutible, mezclada con esa frialdad que da la fama, o la libertad que mana por sus poros, y que son norma imprescindible de alguien que lleva a Francia en sus venas. Y si por el contrario hemos visionado la inmensa mayoría de sus películas, entonces la digestión se hace un placer indescriptible y lo guardamos en ese lugar donde conservamos momentos, secuencias, actores y actrices que de alguna manera han ido a nuestro lado toda la vida. Catherine es la muestra, la vimos inmensamente bella en sus comienzos, atrozmente atractiva en su segunda etapa y ahora cuando camina por la tercera vía como profesional, donde el actor está hecho y puede romper moldes sin miedo alguno, nos encontramos con una mujer madura, de serenos gestos, de cabello especialmente estudiado, de rasgos victimas del tiempo, pero bellos como los atardeceres de la Toscana. Creo que Catherine Deneuve es junto a Brigitte Bardot, claro exponente de Francia, degustación que proviniendo de Paris es difícil de explicar, porque tanto Francia y mas concretamente Paris, no se puede describir, hay que vivirlo, amarlo y verlo. Yo voy a intentar deshojar la vida de esta maravillosa mujer, gran actriz, y sin la menor duda, interesante dama del cine. 

Cuando en uno de mis viajes a Paris supe que estaba frente al domicilio de Catherine, en 76 Rue Bonaparte, algo por dentro me decía que intentar llamar, subir, verla....Pero también lo presentía difícil... una mujer como ella, viviendo en aquel lujoso edificio, como iba a recibir a un muchacho de 30 años, cuyo único aliciente era mi admiración por sus películas, su magnetismo y belleza. Recuerdo que estuve bastante tiempo frente al edificio, una hora, tal vez mas.....no lo sé, pero mis ansias poco a poco se frustraron y me encaminé por el Boulevard Saint Germain, perdiéndome por las calles de ese Barrio Latino que tanto amo, pero llevándome un gran vacío por no tener la paciencia suficiente por esperar y sentir que aquella mujer era real, y no un sueño mas de los muchos que te atrapan en la capital del Sena. Estos apuntes los tenía en mi diario, y al ojearlos, supe enseguida que debía escribir sobre Catherine Deneuve....Uno no puede dejar pasar por alto a un autentico mito viviente, quizá el único que queda de la vieja Europa, y darle mi forma personal dentro de mi CINEPARAISO, como hice con el resto de los grandes que danzan en mi web.

 

 

 

 

Alrededor de esta actriz siempre han ido unidos adjetivos duros, algunos insultantes, debido a su carácter, pero todos somos libres de expresarnos, de decir lo que sentimos, y hasta equivocarnos, por eso pienso que los que no la quieren, no la entienden o, simplemente, la envidian llamándole El témpano. Un apodo equivoco, porque no conjura esa belleza glacial de Catherine Deneuve, que actualmente disfruta de una espléndida madurez. Es la "dama del cine francés", uno de los escasos mitos que ha dado Europa al séptimo arte, sigue trabajando incansable. Ganó la copa Volpi a la mejor actriz en el Festival de Venecia por su película, Place Vendôme, que recomiendo muy encarecidamente ver..Su tentativa de entrar en el mundo de los negocios ha fracasado muchas veces, aunque vuelve a intentarlo con el lanzamiento de su propia línea de ropa. Su carrera artística atraviesa un momento muy dulce. Los proyectos se acumulan en su agenda y recibe los homenajes de los principales festivales del mundo, como el Oso de Berlín por el conjunto de su trayectoria.. Catherine solo tiene una preocupación: La edad, su único problema y también fuente de satisfacciones, pues en 1997 una encuesta popular la proclamó "abuela ideal" de Francia. Para la mayoría de los franceses, representa al ideal de la mujer madura del fin de siglo. Una persona independiente, que viaja, hace deporte y tiene vida social, sin dejar de ser la memoria de su familia ni descuidar a sus nietos. A Catherine no la pilló por sorpresa la admiración de sus compatriotas, al ser elegida en los años 80 su rostro como modelo para representar a Marianne, la joven con gorro frigio y busto desnudo, símbolo de la República Francesa. Más de 36.000 bustos distribuidos por los ayuntamientos de todo el país confirmaron que los franceses querían verse reflejados en la más internacional de sus estrellas de cine. Este deseo sorprendió, entonces, a la propia interesada que sucedió en ese honor a Brigitte Bardot, modelo de Marianne durante 15 años. La Deneuve no acababa de entender tanto respeto después de sufrir durante años las críticas por sus romances y maternidades de soltera.

-" Creo que esto significa, un cambio de mentalidad sobre el ideal de mujer que trabaja y tiene hijos, afrontando sola ambos aspectos de su vida".

Catherine Deneuve tiene todas las cualidades que el mundo reconoce. Tiene inteligencia y un humor corrosivo que a mi me parece de lo mas atractivo. Es apasionada bajo una apariencia relativamente fría y la mezcla de inteligencia y sensualidad se resuelve en una gran imaginación en lo que se ha dado en llamar momentos íntimos. No es por casualidad que dos película destaquen en su carrera sean; INDOCHINA y REPULSIÓN, tal vez BELLE DE JOUR le dió prestigio, pero no es un film  que yo recomiende, creo que Buñuel, ilustra de forma brillante las fantasías eróticas de una mujer de clase media ligeramente masoquista, pero patinó en muchas secuencias. Sus metáforas en este film son irrisorias.                     

 La paradoja última era que Deneuve nunca se ha sentido parte del movimiento de liberación femenina ni ha tomado jamás partido por ninguna causa ni idea política, salvo la vez que firmó un manifiesto a favor del aborto, documento famoso en Francia en el que reconocía, con otras mujeres, que había abortado. La ambigüedad y las contradicciones han marcado la vida de esta diva de aspecto virginal y un magnetismo sexual perverso. Hija de los actores Maurice Dorléac y Renée Deneuve no se crió en el ambiente de la farándula, como cabría esperar, sino como jovencita burguesa, en remilgados colegios de monjas. Su familia la apartó de la profesión, para librarla del estigma social que suponía entonces ser cómico, y se da el caso curioso de que de niña rara vez vio a su padre en escena. Si hubiera sido por ella, quizá nunca hubiera elegido ser actriz. Fue su hermana Françoise Dorléac, la que la animó a ganar algo de dinero durante las vacaciones haciendo películas. Catherine era demasiado tímida para tomar ese tipo de decisiones. Lo que sí hizo fue adoptar su apellido materno como apelativo artístico, para diferenciarse y no hacer sombra a Françoise, año y medio mayor que ella, a la que admiraba y quería como si fueran gemelas. Françoise era la guapa, la que atraía a los hombres con su vitalidad y desparpajo. Catherine, maduraba a su sombra. Juntas formaban la mujer completa, el ideal femenino, por lo que no fue raro que compartieran amantes. Fue el caso del cineasta François Truffaut, con el que hicieron algunas de sus mejores películas. Françoise protagonizando La piel suave y Catherine con El último metro, por la que ganó, el César en 1980. Trabajó junto a su hermana en varias películas. La última, el musical Las señoritas de Rochefort. Poco después de acabar el rodaje, el 26 de junio de 1967, Françoise tuvo un accidente de tráfico, la puerta del coche en el que viajaba se atascó, quedó atrapada en el vehículo y se abrasó viva. La pérdida de su hermana mayor, su cómplice y confidente, supuso un golpe emocional tan intenso para Catherine Deneuve, que pasó años sin poder hablar de ella.

Sólo reunió fuerzas para recordarla en público en 1997, al cumplirse los 30 años del accidente. Lo hizo con en el libro. " Elle s'appelait Françoise ", que escribió junto al novelista Patrick Modiano, publicando por primera vez fotos inéditas de su álbum familiar. Ese mismo año se estrenó un documental de igual título, en el que Catherine desmintió su fama de frígida e inexpresiva al esbozar una lágrima al referirse a Françoise, que hoy sólo vive en la memoria de algunos cinéfilos. La Deneuve tenía 24 años en el momento del fatídico suceso y era ya una cotizada estrella internacional, que había protagonizado Los paraguas de Cherburgo, con la que el director Jacques Demi la dio a conocer; Repulsión, extraordinario film que aún hoy en día cuando recuerdo aquellos blancos y negros, y que con la estimable ayuda de Polanski demostró que sabía interpretar, y Belle de Jour, donde el español Luis Buñuel reveló con un personaje, el de la burguesa que fantasea con ser prostituta, dos aspectos de mujer: inocencia y perversión, que alberga en mucho el físico de la actriz.

-"Hermosa como la muerte, seductora como el pecado, fría como la virtud".-, dijo Buñuel de ella.

El cineasta aragonés y Catherine acabaron el rodaje de Belle de Jour sin dirigirse la palabra, ella siempre ha considerado su trabajo con Buñuel como una película mas. Román Polanski, que la eligió para Repulsión porque buscaba a "una chica angelical capaz de matar a un hombre con una navaja de afeitar", opinó así de ella:

 -" Tiene aspecto de virgen profesional, pero peligrosamente sexy".-

 

 

Quiero hacer un comentario sobre su trabajo en INDOCHINA, la recuerdo y la tengo en un lugar especial como producto muy valioso, que descubrí en un momento critico de mi vida. Quiero confesar que esta película, me hizo abrir los ojos, sentirme vivo y con ansias de volar... Permitirme que haga un pequeño comentario del film:

Es un bellísimo melodrama sórdido y romántico, ambientado en la Indochina francesa durante los años treinta, que narra los cambios que llevaron a la creación de Vietnam sobre las inevitables ruinas del colonialismo. El ser elegida como mejor película extranjera, tuvo mucho peso la interpretación de Catherine Deneuve, nominada al Oscar. Es una sofisticada y elegante mujer de ascendencia francesa propietaria de una plantación de caucho cuyos mayores amores son su hija adoptiva y el país donde vive, es como si soñando la viéramos como Una reina en Indochina. Posee un argumento potencialmente rico, pero el guión, mezclado por tres guionistas en colaboración con Regis Wargnier, no tiene ni la convicción de los hechos, ni produce la sensación de revelación que se encuentra en la buena ficción, ni la diversión de la literatura barata. Fué como un hallazgo para mi por la fascinante historia romántica que cuenta y mi admiración incondicional a la elegante interpretación de Catherine Deneuve. Sus planos posee unas asombrosas localizaciones de Vietnam, como un letargo sueño de opio en un Vietnam colonial. INDOCHINA vuelve la mirada al imperialismo francés con una fatiga espiritual dramáticamente decadente, al mas puro estilo Viscontiano. Se aprecia y es evidente que Wargnier siente predilección por las grandes metáforas, y que prefiere la intelectualidad y el brillo de sus personajes. Ambos son especialmente sólidos y en cierto modo decadentes, tal vez por ser de esta forma y como dije anteriormente, me recuerda mucho el dramatismo decadente de un genio que se llamó Luchino Visconti. Por ello INDOCHINA forma parte de esas películas que revolotean en mi mente, dejándome un agradable sabor de boca, la cual considero de lo mejor que se ha filmado últimamente. La interpretación de Catherine Deneuve está espléndida una vez más. Borda su papel de mujer fría e insensible que no duda en manipular la vida de los demás, en este caso la de Jean Baptiste, para alejarlo de su hija Camille, generándose a partir de ahí, un destino trágico para todos sus protagonistas. Inmejorables las escenas en las que Elliane se sumerge en oníricos mundos producto del opio, inmejorables las escenas en las que Jean Baptiste navega como si lo hiciera por el fin del mundo. Esta película obtuvo el Oscar a la mejor película del año 1992, es una gran producción donde es evidente que nada se escatimó en cuanto a fotografía y ambientación, se seduce totalmente desde el comienzo del film: Imágenes de unos soberbios paisajes de bosques invadidos por la bruma, de altas formaciones rocosas emergiendo de entre las aguas en los deltas del Mekong, los templos Vietnamitas....Todo esto consiguieron que me mantuviese frente a la pantalla sin ni siquiera pestañear, detalles para perderse observando. Por eso me gusta INDOCHINA, porque esta llena de bellísimos y enormes detalles visuales. La historia es soberbia: La destrucción y decadencia de dos mundos, de los amores que terminan provocando desgracias, brutalidades de las que uno no puede huir salvo que se sumerja en una nada para olvidar.

 

 

 

En sus comienzos muchos hombres pasaron por su vida, ocupando en la prensa francesa titulares escandalosos. En especial quiero destacar su romance con el director Roger Vadim, ex marido y descubridor de Brigitte Bardot y mas adelante esposo de Jane Fonda, por el que abandonó a su familia, con 17 años, y con el que tuvo a su hijo mayor, Christian. Estuvieron a punto de casarse durante un viaje a Tahití, pero la segunda esposa de Vadim amenazó con quitarle a su hija y la ceremonia se suspendió en el último momento. Catherine dijo de Roger Vadin años después, que era mejor intelectual que amante:

 

 

- "Era de esos hombres que se pasa la noche leyendo, sin importarle que la mujer que tiene a su lado se cansa y termina durmiéndose. Pero tengo que reconocer que me sentí muy atraída por él, a pesar de todo era un caballero, muy detallista, pero también terriblemente acomplejado"-.

El director francés en sus memorias, editadas en 1986, aseguró que Catherine estaba obsesionada por los celos y los zapatos. Reveló que se habían acostado en su primera cita, y que su padre se casó con su madre para encubrir que estaba embarazada de otro hombre que la abandonó. Reconocía, que le impresionó su enorme belleza, su perfección la primera vez que la vio desnuda:

- "Recuerdo haber pensado que jamás había visto unos pechos tan hermosos. Intenté moldearla a mi estilo, como hice con la mayoría de las mujeres que estuvieron conmigo. Teñí de rubio su pelo castaño natural, convirtiendo su melena en una de sus señas de identidad, y la mostré totalmente desnuda, en "Et Satán conduit le bal". Sé que le molesta mucho que cuente estas intimidades, pero no es malo en estos momentos decir con voz alta que, era una de las mujeres mas bellas que he conocido".-

 

 

 

Su otro gran amor fué Marcello Mastroianni, con el que filmó varias películas en los años 70, el actor abandonó a su esposa en Roma para instalarse con ella en París. Tuvo con él a su hija Chiara, lo que provocó el airado comentario de la actriz americana Faye Dunaway, anterior amante del galán italiano:

- "Le pedí un hijo y él se lo ha dado a la Deneuve en lugar de a mí"-.

Catherine nunca ha deseado que sus hijos se hicieran actores, pero Christian Vadim y Chiara Mastroianni han seguido sus pasos. No fue madre con su marido, el fotógrafo inglés David Bailey, el único hombre con el que se casó en Londres, en 1965, vestida de negro y con Mick Jagger como padrino. Pero la muerte repentina de su hermana puso fin a su unión. Luego, ha habido muchos hombres. Entre ellos, Johnny Halliday, Polanski, Demy, Omar Shariff y Burt Reynolds.

Algunas de sus mejores películas, las ensalzadas por la critica las hizo en los sesenta, una década a la que puso broche de oro con LA SIRENA DE MISSISSIPPI, de su amigo y confidente Truffaut, y TRISTANA, de Buñuel, pero Catherine era demasiado europea para vivir en Hollywood, desde donde se la reclamaba, pero sólo trabajó allí de paso, lo que no le ha impedido optar al Oscar, aunque algo tarde, lo haría con la esplendida INDOCHINA. No ha perdido ese atractivo ambivalente, que siguió cultivando con Films como LOS LADRONES, en el que hay una relación lésbica, pálido y fallido recuerdo de su inolvidable y surrealista escena del amor vampírico que mantiene con esa otra gran actriz que es Susan Sarandon en la película EL ANSIA.

Cuando le preguntan sobre el secreto de eterna belleza, elude el tema de sus retoques quirúrgicos y responde, como hubiera hecho aquella exquisita vampira del film:

- "Tengo muy buenos genes y, además, me cuido mucho. Mi propósito es convertirme poco a poco en una desconocida, pero esto cuando sea una anciana".-

Para entender por qué Catherine Deneuve sigue siendo la viva imagen de la elegancia basta con verla al principio de una de sus ultimas aportaciones: POTICHE, MUJERES AL PODER, vestida a sus 67 años en un chándal rojo, haciendo footing y manteniendo el glamour intacto...No dudéis que estamos hablando de una de una mujer con clase. En POTICHE, que a mi me ha parecido un hallazgo visual, es una comedia, que medita sobre las relaciones entre hombres y mujeres, aunque todo eso hoy en día a evolucionado, pero siguen existiendo desigualdades y machismo. Sobre este film ha dicho la actriz:

- "Oficialmente nunca he sido una feminista, aunque creo que siempre me he sentido como tal. Después de todo, provengo de un familia de cuatro hermanas".-

Cuando se le ha hecho mención a su belleza en pleno siglo XXI, casi intacta desde que interpretó a hermosas mujeres para Jacques Demy, Luis Buñuel y Roman Polanski, desvía el foco de sí misma y hace una crítica el extendido uso del bótox en el mundo del cine:

- "Aunque creo que los directores empiezan a estar hartos de trabajar con actores y actrices que no son capaces de mover las cejas, seguimos en un mundo esclavo de la imagen. En todo caso, el problema no solo incumbe a los actores, también hay muchísimas personas que recurren a la cirugía plástica en el mundo de la política, como por ejemplo Silvio Berlusconi y esto resulta ridículo, ojalá fuera lo único ridículo que hace. En mi caso el secreto, en todo caso, consiste en Pilates y una dieta equilibrada, evito el sol y no me obsesiono con mi propia imagen. Soy como todo el mundo, no me gusta envejecer ni perder energías. Después de todo, me dedico a una profesión en la que es importante ofrecer siempre tu mejor imagen. Pero, aunque el asunto no me provoque indiferencia, tampoco me quita el sueño, sobre todo porque tengo la suerte de haber vivido una vida plena, llena de amigos, de amor, de hijos y nietos"-

 

En el año 2007 salió a la venta una publicación no autorizada e implacable de la actriz: "Deneuve, la liberada" es su título, escrita por el periodista Bernard Violet que se publicó en Francia, con un enorme éxito de ventas. Yo la leí hace un año y reconozco que aunque dudo de la veracidad de las biografías no autorizadas, siempre algo de verdad se entrelaza en sus líneas, me pareció una lectura muy interesante, y en cierto modo la visión que el espectador tiene de Catherine se agranda. El autor en esta ocasión, a lo largo de 480 páginas, relata con sumo detalle la vida y carrera de la diva francesa, desvela el turbio pasado de su padre, Maurice Dorléac, durante la ocupación alemana, y presenta a una Deneuve ambiciosa, minuciosa con las personas que elige como amantes o amigos  y obsesionada por el dinero. Dos años de investigación invirtió Violet, entrevistando a personas que compartieron la vida de la actriz, personal de servicio, actores, actrices y familiares, todo para sacar a luz una biografía no autorizada.

 En una entrevista publicada en "Le Parisien", el escritor justificó la elección, diciendo que a pesar de sus sombras,  Deneuve es la última representante del "star system" del siglo XXI y una de las pocas actrices francesas conocida a nivel internacional:

- "Tiene el estatus de un mito, ella lo es y lo seguirá siendo. Sus películas son mas que obras interesantes y sobre todo por su inmarchitable belleza, pero encuentro muy decepcionante la mujer que hay detrás de la actriz. Es conocido su mal genio cuando se aborda su vida privada, y no ha dudado en acudir a los tribunales si creía lesionada su privacidad. Estos procesos son para ella una importante fuente de ingresos. Catherine tiene una obsesión financiera desmedida, que le ha llevado a aceptar cualquier cosa, prestar su imagen a empresas e industrias del lujo o vender muy cara su presencia en fiestas o Festivales de cine, o es ella quien lleva su propio negocio, gracias a una Empresa que creó en 1985, cuya gestión está lejos de ser ortodoxa, tal y como escribió en su día su hermana pequeña. La actriz ha vuelto locos a muchos de sus socios con los que a menudo ha sido hiriente e injusta. Deneuve es una mujer no del todo feliz, un personaje patético que ha reivindicado siempre su independencia y su libertad por la que ha pagado un alto precio y yo como periodista y en este caso biógrafo, pienso que Catherine Deneuve es más reconocida que amada" -

 

 

Siempre he sentido una inclinación no confesable hacia Catherine, como la sentí hace tiempo por Bardot y otras mas, pero en Catherine cobra un valor mas pesado, y de hecho cuando viajo a Paris, siempre voy al 76 Rue Bonaparte como hipnotizado, como un zombie sin solución, tal vez ya no viva allí, seguramente habrá cambiado de residencia, pero aún consta su nombre en el barroco portal de Rue Bonaparte. Es mucho lo que me conduce ir a Paris, recuerdos, momentos felices, clarificadores de mis inclinaciones sexuales, esclarecedoras en años de duda. Paris me ha devuelto a mi mismo, y de esto han pasado muchos años, pero los recuerdo como si fueran de ayer mismo, no hay nada para mi tan relajante, tan verdadero, tan mío, tan enriquecedores como la ciudad del Sena. Mis amigos me conocen, lo saben., lo aprueban y me animan a irme allí definitivamente y no descarto la posibilidad, porque en mi interior sé que mis días terminarán en la ciudad que se aprende a amar. Catherine es Paris, es música, el sonido Piaf,  como las calles empinadas que suben a Montmartre, es olor Dior, Catherine es una diva, un mito, una leyenda, que como Sofía Loren, los años pasaron de largo a toda velocidad, sin fijarse en ellas. Este homenaje que faltaba en mi web ahora ha cobrado vida, y me siento pleno, entusiasmado, porque escribir sobre esta actriz, es como regresar a Paris y caminar hacia Rue Bonaparte.

 

Rue Bonaparte

 

Tengo a REPULSIÓN como un descubrimiento de mis años jóvenes, y no quiero dejar pasar por alto un pequeño comentario sobre esta pequeña, obra de culto de Román Polanski:

"Repulsión" es la historia de la irrupción de un proceso esquizofrénico, aunque tal vez resulte hoy más perturbador pensarla como la metáfora de un entorno que te vuelve loco. Una joven Catherine Deneuve hace de una empleada de peluquería que vive con su hermana, en un ambiente apacible. La minuciosa descripción de este entorno resulta enormemente importante para elevar el impacto del horror que vendrá a continuación, y ubicar dentro de un panorama normal, un resquicio de extrañeza, donde la mente de Carol se convertirá en un lugar mucho más terrorífico que sus propias acciones. El filme se divide en tres actos. La descripción del entorno integrado en un marco realista, pero que no impide que se vaya perfilando la mentalidad esquizoide de Carol mediante la inserción de detalles reveladores (su mirada perdida, sus pocas palabras, su desprecio al amante de su hermana, su extraño comportamiento ante su amigo), Después la joven se desmorona por completo, ocultándose en su casa, creando un universo propio, inaccesible desde el exterior y que deviene en el asesinato de dos hombres, que, ignorantes del estado real de Carol, la acorralan con diferentes intenciones y de distinta manera. Por último, el regreso de su hermana y su amante a casa desvela un cuadro atroz, que escapa a una explicación lógica, sobre todo, desde su perspectiva, y que, se detiene bruscamente, en el impacto que produce tanto a la pareja como a los vecinos, quiero hacer mención especial para los diálogos en boca de estos surrealistas vecinos, en contraste con la decidida actuación del amante de la hermana. Película de perspectivas imprevisibles, creadas por la mano de un gran director, y absorbiendo el aliento de un espectador, que aunque en aquellos años jóvenes desconocía los huecos que en el cerebro puedes causar semejantes tragedias. Fué un descubrimiento a todos los niveles, pero el que mas que cautivó fué la presencia de una jovencísima Catherine Denueve, una actriz francesa a la que no he conseguido olvidar.

 

 

 

Quiero que todos recuerden una película que Catherine realizó en 1970 y que fué dirigida por Jacques Demy, director de grandes éxitos y que murió victima del Sida en 1990. Recreó con inolvidable belleza el cuento: PIEL DE ASNO, que recoge, dulcifica y publica una narración de Charles Perrault. Para este amante del cine significó una vez mas, mi traspaso a un mundo de fantasía, luz y color, plasmado de una forma poética las imágenes de unos personajes bañados de un azul bellísimo. Catherine no realiza una interpretación a nivel de REPULSIÓN o INDOCHINA, pero su presencia fué tal, que no he conseguido olvidar sus imágenes, las cuales inserto en este comentario como muestra de mis palabras. Creo que jamás Catherine estuvo mas bella. El film se rueda en el Castillo de Chambord y en el de Plessis-Bourré, en las regiones de Gambais, Manche y Senlis, y el resto en los estudios de Francia.

La acción del film tiene lugar en un tiempo remoto y en un país imaginario, paraíso de toda felicidad, ya que cuenta con reyes bondadosos, justos y enamorados, una princesa encantadora y un asno que transforma la paja que come en oro y joyas. La inesperada muerte de la reina, papel que incorpora Catherine, lleva la tristeza al corazón del Rey Azul, un impagable Jean Marais, que rechaza a su hija, la Princesa Azul, también Catherine Deneuve, porque le recuerda demasiado a su esposa. A partir del cuento infantil, Jacques Demy crea un relato visualmente vibrante y colorista, de tonos bellamente saturados. Con acierto y una habilidad singular recrea la atmósfera propia de un cuento de hadas. Homenajea constantemente a su maestro Jean Cocteau y dá un aire fantástico al cuento, creando un mundo mágico y espléndido, en el que los personajes, el vestuario, los escenarios, parecen extraídos de una película de animación. Las referencias realistas se complementan con elementos imaginativos y sorprendentes, como por ejemplo los guardianes vestidos de rojo, teniendo el cuerpo del mismo color. La película está llena de humor blanco, humor negro y un humor basado en anacronismos, que en rigor no son tales en un mundo de fantasía. Los médicos que atienden al príncipe, interpretado por Jacques Perrin van vestidos a la manera de los médicos del cuadro "Lección de anatomía", de Rembrandt, al que Demy rinde también un esplendido homenaje de admiración. Se citan versos de Jean Cocteau y de Guillaume Apollinaire, todo ésto me aplastó en la butaca, recuerdo mi admiración por una actriz de belleza perfecta, la visualización azulada de unos planos y la gran fuerza poética de la obra.

La música, de Michel Legrand, eleva el tono lírico del relato, envolviendo todo en un cuadro barroco, festivo e intensamente romántico. La fotografía, de Ghislain Cloquet, muestra y da vida a un mundo encantado e irreal, visualmente magnífico y cautivador. Una película que no he olvidado, que en momentos me he sentido preso de ella, y en donde se puede contemplar con plenitud casi insultante la perfecta belleza de una actriz llamada Catherine Deneuve. PIEL DE ASNO, fué la última película en la que intervino Jean Marais.

Film visualmente atractivo de ver, donde se roza con delicadeza el tema del incesto, reforzando así la dulcificación que impuso Perrault al escribir el cuento.
 

 

 

 

Es impresionante la actividad de Catherine, después de más de un centenar de películas, sigue trabajando sin parar y tiene proyectos a la vista. En una de sus últimas entrevistas concedidas ha sido en el último festival de Cannes. La prensa la acosaba, la perseguía y al final dió una larga rueda de prensa:

 

 -¿Qué le aporta el cine para seguir con esa ilusión?-

-Mi ambición en el cine es seguir haciendo películas que me interesen, con cineastas que me atraigan. Y por supuesto películas que también al público le gusten.-

-Es consciente de ser una mujer que ha roto moldes, que ha sido adelantada a su tiempo?-

- Efectivamente, creo que he vivido una vida libre, pero no lo he ido proclamando por todas partes, ni me he pronunciado sobre ello. De ese modo tampoco he sido muy consciente de esa libertad que he podido proyectar en ciertos momentos. Ahora, si esto ha tenido un impacto y ha podido ayudar a otras mujeres, me alegro mucho por ellas.-

- Ha trabajado recientemente con su hija... ¿Cómo es trabajar en familia?-

- No lo consideraría cine en familia. Es como trabajar con una gran amiga, ya que en el plató no tenemos la misma relación ni muchísimo menos, que en la vida cotidiana. Y dicho esto, por supuesto que es muy agradable, a pesar de los problemas que suceden entre madre e hija, pero podemos comentar del durante e incluso del después, lo cual es una situación especial. Por otra parte, Chiara Mastroianni es una chica muy cinéfila, le encanta el cine y vemos muchas películas juntas, es realmente un placer trabajar con ella. Aunque en la última película no coincidimos en muchas escenas; ella es mi hija en pantalla, pero es una película con muchas mujeres y varias épocas, no compartimos juntas muchas escenas.-

-¿Qué destacaría de sus hijos como actores?-

- Chiara es una persona original, con una personalidad interesante. La verdad es que me encantaría verla en una comedia, aunque no es fácil encontrar buenos papeles femeninos hoy en día, pero me gustaría, porque tiene mucho sentido del humor. A Christian Vadim también le entusiasma el cine, aunque hace mas teatro, y no es fácil para él, siendo hijo de padres famosos y polémicos. Ahora está representando una obra que lleva dos años en cartel y creo que es muy feliz-

- ¿Con qué actor o actriz se ha sentido mas a gusto trabajando?.-

- Es una pregunta que pocas veces me han hecho, y es curioso. Pero recuerdo con especial cariño MAYERLING, allí conocí a Omar Sharif, comenzamos un idilio que nos reportó a ambos momentos maravillosos y nos hizo vivir los personajes de la película con mucha autenticidad. He conocido muchos hombres, he tenido amantes y esposos, pero en Omar había algo exótico, algo que se te clavaba en el alma, quizás sus ojos, sus labios, el tono de su voz.. le quise muchísimo... Hizo un regio papel y me ayudó muchísimo, el rodaje era en inglés y yo aún no dominaba el idioma. También recuerdo con especial cariño a Ava Gardner, no he visto una mujer tan bella, tan perfecta, temblaba cuando estaba a su lado. A pesar de los años, tenía una tersura de piel envidiable y fué muy amable .. A veces cuando pienso en aquellos días me pongo triste, Omar y yo tuvimos que dejarlo, Ava ya no está con nosotros, se nos fué y puedo asegurarle que compartir una película con ellos ha sido uno de los mejores momentos que me ha dado la profesión.-

 

- Aunque sea la pregunta típica ¿qué significó haber trabajado con Buñuel?-

- Evidentemente fue un privilegio trabajar con él, pero no puedo hablar que tuviesemos una relación cordial, Buñuel era un hombre muy severo, extraño, como si quisiera ser anónimo. Digamos que tenía mejor relación con los actores que con las actrices. Hice con él dos películas y solo tengo gratos recuerdos de TRISTANA, tal vez por la caballerosidad de Fernando Rey, que se portó conmigo como un verdadero padre, detallista, exquisito, culto y refinado. No le puedo olvidar, fué todo un lujo compartir TRISTANA con él. Buñuel atravesaba un momento critico: había vuelto a España después de años de exilio, pero era sombrío, silencioso, en cierto modo siniestro, como una estatua de piedra. Nuestro contacto fue sólo profesional. Las dos películas me parecen interesantes, y encantada de haberlas hecho. Sé que BELLA DE DIA es mucho mas conocida y ensalzada por la critica, pero yo preferiré siempre TRISTANA.-

- Potiche... tiene algo de la escuela de Almodóvar. ¿Ha recibido alguna oferta para trabajar con él?-

- Jamás, no, nunca me ha tirado los tejos y me gustaría. Sus películas siempre atraen de un modo u otro, sus mujeres son increíbles, casi surrealistas, pero vivas y con un fondo de verdad. Me gustaron especialmente ÁTAME y HABLE CON ELLA.-

- Usted ha trabajado con los mejores directores de la historia del cine: Buñuel, Truffaut, Oliveira, Polanski... ¿Con cuál se queda-

- No me quedo con ninguno. No puedo, es imposible, no puedo decir uno... Quizás únicamente puedo decantarme por Jacques Demy, porque LOS PARAGUAS DE CHERBURGO, fue una película importante para mí y me abrió al cine, también disfruté mucho haciendo PIEL DE ASNO, con Demy otra vez. Lo que si le puedo decir es con quien hubiera trabajado gratis, es mi director de cabecera: Luchino Visconti, estuve a punto de hacerlo con EL INOCENTE, cuando Luchino estaba ya muy enfermo. Me ofreció verbalmente el papel de Teresa Raffo, en una visita a Paris, pero eligió al final a Jennifer O´Neill, forzado por los productores. Hubiera sido maravilloso, fué un genio, un maestro en todos los sentidos y EL INOCENTE, su film póstumo, es una obra que aportó al cine belleza, suntuosidad, crítica, denuncia y valiosos elementos de reflexión y emoción. Siempre le recordaré con amor.-

- Según tengo entendido fue usted quien acudió a Lars von Trier para formar equipo en una película. De ahí surgió la maravillosa BAILAR EN LA OSCURIDAD, ¿Hay, aparte de Visconti, otro director o directora con quien le hubiera gustado trabajar?-

- Hay muchos, pero voy a contarte algo de mi historia en BAILAR EN LA OSCURIDAD. Lars von Trier, no viaja prácticamente, es claustrofóbico y sólo lo hace en coche. A mí me había encantado ROMPIENDO OLAS y le escribí diciéndole que había oído que tenía un proyecto para rodar en Europa durante dos años, en varios países. Le dije que si iba por Francia me encantaría conocerle y que sería un placer trabajar con él. Y entonces Lars von Trier me contestó, que ya había olvidado el proyecto, pero que tenía en mente una comedia musical, con música de Björk, y que tenía un papel para el que había pensado en una actriz negra, pero que lo podía hacer igualmente con una actriz blanca y francesa. Ésa fue toda la historia. En cuanto a los directores con los que me gustaría trabajar, la lista sería interminable, así que no los puedo citar. De cualquier forma la mayoría de estos directores ruedan en inglés con actores americanos. Yo hablo inglés, pero soy francesa y sinceramente no veo a Francis Ford Coppola llamándome para hacer una de sus películas. Eso no suele pasar. Por ejemplo, a mi hija, que es medio italiana y bilingüe en ese idioma, tampoco le llaman apenas para trabajar en Italia. Quizá hace veinticinco años esas cosas se hacían más en grandes superproducciones, ahora no se hacen.-

- Usted prácticamente tiene todo hecho y no tiene nada que demostrar... ¿A estas alturas qué miedos o qué preocupaciones tiene?

- Sí que tengo cosas que demostrar, cosas que demostrarme a mí misma... En cuanto a los miedos de los que habla, no son miedos relacionados con el trabajo, más bien se refieren a la situación del mundo. Es una suerte tener trabajo con cineastas que incluso escriben para mí. Soy una actriz muy mimada. Por eso mis preocupaciones son las preocupaciones que tiene cualquier persona, es decir preocupaciones sobre la situación del mundo.-

En el festival de Cannes de este año 2011, hubo un sonoro escándalo con el director Von Trier, al que se le acusó de nazi. Sobre este punto la actriz dió su opinión personal y de amiga del director: La actriz francesa defendió al director danés Lars von Trier, expulsado del certamen por unas declaraciones en las que expresó simpatía por Hitler.

 - Lars es un hombre cálido, abierto, en el que se puede confiar-

Deneuve, quien protagonizó como dije antes con la cantante islandesa Björk la película del realizador danés BAILANDO EN LA OSCURIDAD, y que fué Palma de Oro en el Cannes del 2000, reconoció que los comentarios de Lars von Trier le sorprendieron.

 - Esa frase choca, a mí me sorprendió, pero está sacada de contexto y lanzada por Internet, convirtiéndose en un shock, detrás de otro,  Me parecen chocantes sus declaraciones, pero me parece aún más chocante la forma en la que fueron empleadas... la utilización absolutamente extravagante que se hizo de ellas. En sus comentarios también dijo que odiaba a los judíos. Lo único que puedo decir es que durante mucho tiempo pensé que era judío y me sentía contenta. Luego comprendí que no lo era. Quería ser judío pero en realidad era un nazi total, lo cual me desagradó. No es un antisemita y con sus palabras raciales se ha perjudicado mucho a si mismo. Mucha gente no conoce el pasado de la familia de Lars. Quien él creía que era su padre, hasta que su madre le contó la verdad en su lecho de muerte, era judío. Su auténtico padre fué alemán, pero también judío. Todo esto ha sido muy triste para mi.- 

En castigo por sus comentarios y pese a sus disculpas, Lars von Trier fue declarado "persona non grata" en el Festival Internacional de Cine de Cannes por el Consejo de Administración del certamen, que decidió no obstante mantener su película en la selección. Numerosos medios y periodistas de todo el mundo le han criticado por sus comentarios e incluso una empresa ha roto el contrato de distribución de su última película en Sudamérica como consecuencia de sus declaraciones, consideradas antisemitas. Una mancha difícil de tapar para el resto de su vida. Ahora Von Trier le será difícil volver a recrear su cámara como lo hizo de forma magistral en esa bella película que es y seguirá siendo: BAILANDO EN LA OSCURIDAD.

 
 

 


Una mujer como Catherine Deneuve sabe muy bien cómo mantener vivo el mito que los otros han creado sobre su persona. Con el ajustado regalo que le ofreció el aragonés Luis Buñuel, al describirla; "bella como la muerte, seductora como el pecado y fría como la virtud", la actriz francesa encontró en esa precisión, siendo tan joven, algunas respuestas a su forma de sentir y también ciertas claves para seguir desenvolviéndose en el difícil mundo del espectáculo.

"Yo diría que con esa frase de Buñuel, a pesar de que no éramos muy amigos mientras rodábamos TRISTANA, tuve suficiente para desarrollarme en la profesión durante años. He sido prisionera de esa definición. En realidad, debo confesar que me ha ido bien y hasta me conviene. ¡Pero yo no decidí ser así al comienzo de mi carrera!.. Con los años me di cuenta de cómo respondo a esa demanda de ser "fría" o "un volcán de hielo". Es que el hecho de que se me considere una mujer distante me da un gran margen de movimiento, cuando alguien me considera fría, si soy un poco más cálida, es una gran sorpresa para esa persona. En cambio, si todo el tiempo soy cariñosa, forzadamente siempre tendré que ser así. No me considero fría, aunque siempre hay algo verdadero en esas definiciones, no las puedo negar totalmente."
 

A través de su amplia filmografía, Catherine Deneuve ha decidido en los últimos años volver a tomar oxígeno como actriz y trabajar para la generación de cineastas jóvenes, como Philippe Garrel, así como también se inclinó por las participaciones especiales, como la que hizo para "Pola X", del enfant terrible Leos Carax.

 " Forzadamente, por el paso del tiempo, todos los realizadores son mucho más jóvenes que yo, y como todo el mundo, yo también necesito oxígeno. Y tal vez ahora se note más. Pero desde que empecé a hacer cine siempre he hecho elecciones muy personales. Cuando rodé "Repulsión", Román Polanski había hecho un solo film. Cuando filmé con Jean-Paúl Rappeneau, él no tenía ninguna película realizada. André Techiné, apenas había filmado. Siempre trabajé con realizadores que no tenían aún reconocimiento público. Es el talento lo que siempre me ha fascinado de un director.."

Está probado que el carácter de Catherine no es sólo una máscara para la persuasión a distancia. Es una actriz que se deja dirigir, si bien no duda en dar su opinión tajante en lo relacionado con su profesión:

 " Mi relación con los directores ha cambiado porque, con el tiempo, aprendí muchas cosas, aunque trato de conservar una relación abierta con ellos, o sea, de poder discutir, incluso si son jóvenes. No trato de imponerme, pero sí de convencerlos. Sólo acepto jugar ese rol. Pero nunca lo juego mucho para no dejarme tomar por él. Eso no me impide mirar a la vereda de enfrente, a las divas de Hollywood, no he trabajado mucho en los Estados Unidos. Conozco a muchas actrices, pero no tanto a esas divas que viven con sus guardaespaldas y se trasladan sólo con sus amigos. He conocido muy bien a Susan Sarandon, es una grandisima actriz, pero con los pies en la tierra y además no lleva vida de diva. Tampoco me quita el sueño la posibilidad de filmar en los Estados Unidos, solo es que los personajes que me han propuesto no eran interesantes. Busco solo buenos papeles. Y fuera de Hollywood estoy muy bien."

 

 

 Se podría hablar tanto de Catherine que faltaría espacio en cualquier blog o website. Su personalidad, su belleza, los magníficos Films que ha rodado a lo largo de su carrera, pero quiero destacar en ella ese aire de diva francesa, que vive por encima de sus posibilidades, que se aferra a los recuerdos que se agrupan en su largo historial personal. Catherine es y ha sido una mujer muy deseada en toda Francia y en el mundo entero. Se comenta que todo se lo debe a Roger Vadin, y eso no es cierto, cuando Vadin la conoció, Catherine sabía perfectamente lo que quería, yo creo que el utilizado fué él. Lo contrario que el director vivió con sus otras famosas actrices: Bardot y Jane Fonda, aunque Fonda merece estudio aparte, como mujer independientes, extraordinario icono del cine y perteneciente a una saga de prestigio. Roger Vadin siempre apuntó que Jane fué a la mujer que mas amó, y la que mas le inspiró siempre. Jane le venía grande para terminar sus días con un director de segunda fila, y ella voló a sus raices. Catherine Deneuve en su biografía dice cosas que me gustaría insertar para dar final a mi homenaje:

- Paris es mi ciudad, no puedo estar mucho tiempo lejos de ella, me entra como una especie de nostalgia, a la que remedio rápidamente cogiendo el primer avión. Creo que mi vida, mis hijos, mis amores, ,mi carrera no hubiera existido de la misma forma, porque me siento plenamente orgullosa, de ser francesa. Mis amigos me tachan de obsesiva, tal vez lo sea, pero es tan hermoso contemplar lo que me rodea... Recuerdo los últimos planos de ULTIMO TANGO EN PARIS, cuando Marlon Brando herido de muerte se acerca al balcón y mira los tejados de la ciudad por última vez. Por mucho que sufra, o tenga una complicación, negocios que no me funcionan como yo quisiera, o amantes que no llaman, desapareciendo en la niebla, o si mis hijos tardan en comunicarse conmigo, me queda las mañanas cuando despierto y abro los ventanales respirando ese aire que desprende Paris.. Tal vez por eso nunca me instalé en Hollywood, yo, aunque muchos lo duden por mi aspecto serio o distante, tengo alma y sensibilidad a flor de piel. Adoro Italia, pero mi ciudad es el mejor de los lugares que existen en el mundo.-   

 

Se puede admirar a una actriz, tenerla como musa, como símbolo de belleza, o disfrutar con sus registros de actriz como si de la misma Bette Davis se tratara, pero cuando esperamos pacientes la llegada del Tranvía llamado deseo, donde danzan los rostros de los hombres y mujeres que tejidos con hilo de oro forman el firmamento del Séptimo Arte, nos subimos a él para emprender un largo camino. Nada mejor que llevar de equipaje el misterio de la belleza, porque todos aquellos que hemos tenido la suerte de viajar en ese tranvía, se puede decir que hemos conseguido atrapar con nuestras manos la sublimidad de esa armonía y perfección. Quiero añadir a mi equipaje otro nombre mas, el de una actriz llamada:

CATHERINE DENEUVE