VISITAS
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

E L   R E Y   Y   Y O

 

 

 

 

 

 

Siempre asocio espacios de mi vida a títulos cinematográficos, siempre van conmigo como si fuesen vivencias arraigadas y cosidas con hilo de acero, a las que tengo un cariño especial.

Este es uno de esos momentos......

Cuando mi padre y yo fuimos a ver esta película a un cine de Madrid, algo se hizo luz dentro de mi jovencísimo cuerpo de adolescente. No sabría explicar cuanto de nítido tenia el resplandor, o si realmente fué un flah, lo único que puedo decir es que cuando salimos de la sala, miré a mi progenitor, contemplé su blanca sonrisa y dije:

- !Me gusta el nombre de Siam!-

¿Por qué?- preguntó

- !Siam..... suena bien..!.

A lo largo de mi vida me gustó este nombre...Había algo en él cuando lo he pronunciado, al igual que Camelot, es algo que no puedo relacionar.....

Estoy totalmente seguro es que si yo hubiera podido, el film se hubiera llamado:

ANA Y EL REY DE SIAM

 

Hubiera sido suficiente y gratificante por el recuerdo tan hermoso y entrañable que tengo de EL REY Y YO. Cuando aquel niño salía del cine, ya el color, la música, el oro, los decorados y el encanto de una civilización habían hecho presa en mi. Ahora al cabo de mas de cuarenta años, ese mismo niño, ordena sus ideas, roza el teclado de un ordenador, se deja seducir por una bella música, y se trasporta a una determinada época de su vida, rindiendo homenaje a un clásico, por el cual siento un cariño especial........Mis momentos mágicos de aquellos comienzos de mi amor al cine, van precedidos de la belleza de una actriz, de la virilidad de un actor, de la inspiración de una inmortal banda sonora, y por supuesto de un vestuario merecidamente premiado y que ya ha pasado a las historia de este cineparaiso mío.

EL REY Y YO es mas que una película al uso, ANA Y EL REY DE SIAM, es todo un alegato contra el totalitarismo, la bigamia, la incultura, la discriminación de la mujer...... Es una medicina amable y atractiva que no tiene contraindicaciones, su administración es correcta, su tolerancia perfecta y el resultado final, una completa cura contra la miseria del hombre y el poder que ejerce el amor sobre el comportamiento humano.

Lo primero que me sigue deslumbrando de esta película, es su colorido, su puesta en escena, y la minuciosidad de la elección de los decorados en función siempre de las escenas que se van sucediendo ante nuestros ojos. El color oro, ocre y púrpura es la nota predominante y la música de Richard Rodgers y Oscar Hammerstein IIbrilla con luz propia, dándole la majestuosidad requerida y vigor a la historia que narra el film. Hay sin embargo una cierta tristeza en la llegada de la institutriz inglesa a la corte del Rey de Siam, es como una forma de aferramiento a costumbres victorianas, como una huida, con objeto de ocultarse de la nebulosidad de su vida intima. El ir acompañada por su hijo es muestra de su realidad y el empeño ciego que pone a su trabajo...... Por ejemplo, cuando rompe con el protocolo imperial y se dirige al rey, haciendo oídos sordos a las suplicas del Primer Ministro.

 

Siempre he tenido a Brynner como profesional camaleónico, con una amplia gama de recursos interpretativos y no valorado lo suficiente. La incisiva mirada de este actor, su penetración visual es en el papel del Rey de Siam, el mejor de los pórticos para dejarse llevar por la regia prestancia y terquedad de su papel, personaje que recreó en los escenarios de Broadway durante mucho tiempo, y que fué trampolín de excelentes criticas a su labor, reconociéndosele mas tarde en el campo cinematográfico con el oscar al mejor actor. Pienso que Brynner, respetando las distancias, es una personalidad dentro de la escuela marcada por Brando. Yul es mas académico, es el actor por antonomasia y posee aurea de traspaso de batería que yo admiro. Habrá muchos que no estén de acuerdo conmigo, lo admito y respeto, pero no lo comparto.

Mi admiración mas absoluta a la forma que tiene de conducirnos hacia el mismo interior del monarca en la corte de Siam.

 

Los decorados en unión a la extraordinaria música, se ponen de manifiesto en esa bella escena, llena de color, ritmo, meticulosidad y de profesionalidad que, es cuando la institutriz enseña al rey a bailar. Realmente espléndida secuencia.....son de esos momentos que conservo y que hoy, al cabo de muchos años he vuelto a disfrutar como un autentico elefante: El juego de cámaras, el brillo de la seda del maravilloso vestuario, el juego de las figuras y las manos de los protagonistas, y el desenfrenado movimiento de que está compuesta.....

 !Tiene tantas composiciones una simple escena...!

 !Tiene tanta magia el saber ponerla en el momento adecuado.....!

 Que a veces el cine estalla en multitud de fragmentos para irse a incustrar precisamente en los que vamos a llevar con nosotros durante toda la vida. Este es uno de esos momentos, y quiero que los disfrutéis.....

 

Hay como una lección aprendida en el libreto del musical, es como si las actrices que antes y después de Deborah Ker interpretando el mismo personaje, no dejaran huella en la mente. Podéis creerme que han pasado grandes, extraordinarios nombres en EL REY Y YO y la han llevado por los escenarios del mundo, (una de las mejores Hayley Mills), pero es como si el film abarcara toda esa lección musical aprendida de Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II, como si el celuloide hubiera tragado todo, dejándonos en el recuerdo para siempre de esta actriz inglesa para gloria de la película, al igual que hizo Brynner con el Rey. No creo que ningún cineasta pueda imaginar y menos comparar, cualquier remake que se ha realizado o se pueda hacer de este film, y menos aún por ser pieza clave en el puzzle cinematográfico al que se le ha unido una inspiración musical nada común.

 No es de extrañar que Deborah Kerr estuviese nominada al Oscar como mejor actriz, aunque fuera doblada en las canciones por Marni Nixon, la misma que prestó su voz a Audrey Hepburn en MY FAIR LADY y a Natalie Wood en WEST SIDE STORY, porque la interpretación que la actriz hace de su personaje es inolvidable.

Está claro otra vez:

 !Tiene tantas composiciones una simple escena...!

 !Tiene tanta magia ponerla en el momento adecuado.....!

 

Si el color juega un papel fundamental en el cine, (particularmente adoro los blancos y negros), en este film es el protagonista estelar. Basta con observar el comienzo del film, la llegada de la institutriz, su paseo por las calles de la ciudad, el brillo de los suelos de palacio....

El color dorado, el azul pastel, el púrpura, todos juegan con ventaja en este majestuoso musical....En el libreto sobre la dominación del macho y la resistencia de la hembra, donde sale victorioso el amor....Teñir de oro un fondo negro es arte, pero cambiarlo y dorarlo nuevamente es utópico, porque quedó marcado en nuestro recuerdo para siempre.

 

Se le ofreció el papel femenino a Lauren Bacall, pero se comentó en los medios cinematográficos que Bogart prohibió a su esposa aceptar el papel. Sentía una antipatía feroz hacia Yul Brynner y una envidia desmedida hacia sus constumbres amatorias. También se barajó a Khatarine Hepburn, aquí prefiero no imaginar el resultado...Pienso que hubiese sido admirable, es mas, el papel está como escrito para Khatarine, pero la mente es un juego de momentos y nuestra imaginación eslabón que enlaza unos con otros. Basta con volar, dejarse mecer por los elfos de la pantalla y tendremos tres maravillosas formas que interpretación. Hacer la prueba.... merece la pena.

El amor es aquí la nota predominante, el amor con mayúsculas que ya se mastica entre el Rey y la Institutriz desde el primer momento en que interrumpe en la corte, pasando  entre los vasallos, irrumpiendo ante el rey con ese fondo amarillo..... Dicen que hay cosas en la vida que no se pueden ocultar; el dinero y el amor....Yo no estoy en absoluto de acuerdo, conozco a mucha gente que nada en oro y solo lo saben dos personas en el mundo, he vivido y vivo las experiencias de muchos amigos que han ocultado su amor durante años, y nadie lo supo nunca, pero algo en el fondo se mueve cuando hablamos del mas noble sentimiento y de las riquezas que hacen inhumano al ser que Dios creó bajo la denominación de humano, son esos momentos mágicos de sabiduría, de intuición que nos muestran la condición exacta, y eso es lo que este film presenta de forma palpable en muchas de sus secuencias. Deborah rehuye lo que conmueve sus cimientos, Brynner admira, venera y absorbe todo lo que ella muestra y enseña....¿Existe algo que se le pueda llamar de otra forma que no sea amor?. Ambos están creados para ello, y ni el entorno de una corte, ni una legión de mujeres, hijos o culturas diferentes pueden interponerse ante su fuerza. Es el sol contra la tempestad, o el viento contra la placidez de un ocaso.....Todo está escrito cuando interrumpe este sentimiento en la vida de las personas, y Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II lo ejecutan con una de las mas bellas bandas sonoras jamás creadas, (la recomiendo sinceramente). Dejar que su melodía entre y estalle dentro, haciendo que nuestros sentidos cumplan el objetivo buscado. Os aseguro que este hombre que ahora, a estas horas de la noche, sentado ante un frío teclado, intenta hablar del sentimiento mas importante en la vida del ser humano, pero teñido con oro y raso en este espléndido film donde el tiempo se ha detenido.

Existen en la filmografía de Deborah Ker trabajos dignos, impecables y de enorme categoría, títulos que ponen a esta gran dama del cine en ese lugar donde gravitan los dioses. Ha realizado labores que se nos escapan de las manos, porque son auténticos gozos visuales. Yo, personalmente destacaría;

 La noche de la Iguana

 Mesas separadas

De aquí a la eternidad

Pero no creo que nunca un rostro tan perfecto fué prisionero de Zenda, o las Minas del Rey Salomón se encontraron en la búsqueda de su aventura, como cuando escucha en silencio las palabras del monarca de Siam, ante una corte atónita por la influencia de la cultura occidental.

Sobre su papel de Anna Leonowens, Deborah dijo a un periodista:

"No conseguí el premio de la academia, pero tuve en mis manos uno de los personajes mas ricos, bellos y a la vez mas tristes de cuantos interpreté. Realmente estoy orgullosa de haber participado en esta película".

 

 

Walter Lang ha tenido enormes privilegios como director y lo supo aprovechar, pues sin ser un profesional de altura, ni estar en línea con los grandes, supo dar exquisita forma a un libreto difícil, hacer brillar una música inolvidable y deleitarnos con una increíble puesta en escena...... Autentica antología fílmica y una de las mas bellas que retengo en este cineparaiso mío. 

Rita Moreno en su personaje de Tuptim, está totalmente desconocida, en contrapunto a la fogosa y real portorriqueña del magnifico West Side Story, pero no podia dejar de mencionarla, es una figura extraordinaria del music hall, y una actriz totalmente  desaprovechada.

Una vez mas West Side Story tiñe a sus protagonistas con una maldición... En nosotros está que desaparezca......

No obstante:

!! Bravo Rita !!

Tengo siempre presente esos retazos que me van componiendo lentamente el puzzle de un film, o la secuencia de una determinada pelicula. Yo, refiriendome a EL REY Y YO, a titulo personal me quedo con mis entrañables momentos:

 

La regia presentación de todos sus hijos que hace el Rey ante la llegada de la institutriz el primer día, en uno de los salones de palacio, bañado en tonalidades rosa palo. La overtura de  Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II brilla mas que nunca en estos momentos....

El primer día de clase a toda la corte. Nunca ví tan segura de su papel a Debora Kerr, tan brillante, espectacular, envuelta en su amplio vestido gris, abriéndose al musical como si toda su vida hubiera estado dedicada a él. No cabe duda de que sus numerosas clases y las veces que presenció a Gertrude Lawrence en Broadway representándolo en St. James Theatre dieron un increíble resultado.....

El desgarro de que hace honor Yul Brynner , solo, absolutamente solo en el jardín de palacio, cantando un duro, bello y sincero tema de Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II, para mi en estos momentos, sentí que Yul entraba a formar parte de esa galería de monstruos masculinos que navegarán itinerantes en mi cálido interior, resguardándome en miles de ocasiones del riguroso frío existente afuera.....

 

 

 

Y no podía dejar de mencionar las manos....!!Ah, las manos !!, las maravillosas manos de Deborah....En una ocasión cuando participé en un programa de radio en directo sobre el centenario del nacimiento de Greta Gargo, me preguntó la presentadora del programa...

¿Por qué se fijó tanto en las manos de la Garbo, cuando la vió en persona, cuando dicen que lo que mas llamaba la atención eran sus ojos...?

!!Los ojos de la Garbo!!...

 

Mi respuesta fué corta:

!! Aquellas manos no eran normales !!...Tenían magia.

 

Igual podría decir de esta actriz inglesa que nos da en su personaje de la institutriz Anna Leonowens todo un abanico de formas de mujer, con la única salvedad de que ella también poseía magia absoluta en sus manos. Os recomiendo que os fijéis en este detalle. Define la clase de Deborah Kerr.

!!! musical DE CULTO !!!

 

IMÁGENES DE LAS REPRESENTACIONES EN BROADWAY

 

EL FILM OBTUVO LOS SIGUIENTES PREMIOS:

 

Academy AwardsBest Actor in a Leading Role

 Yul Brynner

Academy AwardsBest Art Direction-Set Decoration-Color

John DeCuir

Paul S. Fox

Walter M. Scott

Lyle R. Wheeler

Academy AwardsBest Costume Design, Color

Irene Sharaff

Academy Awards Best Music, Scoring of a Musical Picture

 Ken Darby y Alfred Newman

 Golden Globes

Best Motion Picture - Musical/Comedy

Golden Globes

Best Motion Picture Actress - Comedy/Musical

 National Board of Review

Best Actor

Writers Guild of America

 Best Written American Musical