VISITAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA HISTORIA DE UNA ESCUELA DE LEYENDA

 

 

 

 

 

 

 

 

Konstantin Stanislavski

-"Debes comenzar a amar el arte en tí mismo y no a tí mismo en el arte. La mente del actor debe estar abierta a las ideas del tiempo, a los rasgos de su tiempo, profundizar en el pensamiento, conectar con el alma humana, observar la vida en su totalidad y cobrar conciencia de ella. No tratéis de abriros paso a empujones para ocupar las primeras filas en la profesión; no busquéis distinciones ni recompensas. Deja los zapatos sucios a las puertas del escenario. Y con ellos, deja todas las preocupaciones, rencillas y la pequeña incomodidad que hace difícil vivir. No hacerlo te separan de tus inclinaciones artísticas. Es caótico y desafortunado que tantos actores lleven gran cantidad de mezquindad, altercados, intriga, murmuraciones, incluso envidia y egoísmo mezquino al escenario. Como resultado transforman al teatro no en un templo de las artes, sino en una escupidera, un nido de chismes y un bote de basura”.

Konstantin Stanislavski.

 

 

Hacer un trabajo sobre el Actor´s Studio, que sea ameno, donde puedas leer y aprender a gusto, entendiendo en su totalidad el significado del método, la historia del mismo, y la enorme importancia que ha tenido y tendrá en la formación del actor, es la labor que me he propuesto, pero es difícil, muy difícil. Pero los riesgos van caminando a mi lado y con ellos vivo día a día, cuando comienzo a esbozar un análisis, un articulo o una teoría sobre el cine..... Por eso, espero poder estar a la altura de la historia de una escuela de leyenda, como es el Actors Studio.

La escuela se creó en Nueva York por Elia Kazan , Robert Lewis y Cheryl Crawford. Era la prolongación de un trabajo realizado en los años treinta por el Group Theatre, (dirigido por Lee Strasberg y Harold Clurman ), heredero a su vez de las ideas de Stanislavski y del Teatro de Arte de Moscú. A partir de 1951, Lee Strasberg se ocupó de su dirección y se volcó totalmente en cuerpo y alma. El Actors forma a sus actores a partir del Método Stanislavski, que es una preparación intensiva basada en la búsqueda del actor para expresar sus emociones en soledad pública, en la memoria afectiva y en la utilización de los objetos para reencontrarse con sentimientos pasados. Esta es la esencia de su enseñanza, el método permite alcanzar momentos de intenso realismo y destaca la expresión y confusión de sentimientos.

 El Actors Studio está relacionado con los mejores nombres de actores, directores y dramaturgos americanos. Hay colaboraciones regulares de directores como Arthur Penn ,Martín Ritt , Mike Nichols.... Elia Kazan, por su prestigio, ha atraído a toda una generación de actores, que, a su vez, incluyó en muchas de las películas que componen su filmografía. Marlon Brando, Marilyn Monroe, Al Pacino, James Dean , Montgomery Clift , Paúl Newman , Rod Steiger , Eli Wallach , Joanne Woodward , Lee Remick....Son quizá los mas destacables, pero sería injusto no exponer la lista, de los actores que en su día estudiaron en la Institución:

 

Edward Albee
Beatrice Arthur
Barbara Bain
Carroll Baker
Joe Don Baker
Alec Baldwin
James Baldwin
Anne Bancroft
Lorraine Bracco
Marlon Brando
Ellen Burstyn
Hayden Christensen
Montgomery Clift
Lee J. Cobb
Bradley Cooper
James Dean
Robert De Niro
Bruce Dern
Sally Field
Jane Fonda
John Forsythe
Andy Garcia
Lee Grant
David Groh
Gene Hackman
Julie Harris
Lance Henriksen
Steven Hill
Pat Hingle
Dustin Hoffman
Dennis Hopper
Michael Howard
Kim Hunter
Anne Jackson
Harvey Keitel
Sally Kellerman
Bruno Kirby
Richard Kuranda
Diane Ladd
Martin Landau
Cloris Leachman
Jack Lord
Salem Ludwig
Sidney Lumet
Norman Mailer
Karl Malden
Darren McGavin
Steve McQueen
Marilyn Monroe
Paul Newman
Jack Nicholson
Leslie Nielsen
Gerald S. O'Loughlin
Al Pacino
Geraldine Page
Chazz Palminteri
Estelle Parsons
Will Patton
Sean Penn
George Peppard
Sidney Poitier
Michael J. Pollard
Anthony Quinn
Lee Remick
Jerome Robbins
Mickey Rourke
Eva Marie Saint
Gene Saks
Sylvester Stallone
Kim Stanley
Maureen Stapleton
Rod Steiger
Dean Stockwell
Eric Stoltz
Lee Strasberg
Susan Strasberg
Rip Torn
Manu Tupou
Jon Voight
Christopher Walken
Eli Wallach
Peter Weller
Gene Wilder
Tennessee Williams
Shelley Winters
Joanne Woodward
Burt Young

 

 

ALGUNOS DE LOS ALUMNOS AVENTAJADOS Y MENSAJEROS DE HONOR DEL MÉTODO STANISLAVSKI.

 

 

El Teatro de Arte moscovita cuando pasó por Estados Unidos, dos de sus miembros se quedaron en el país y pronto se dedicaron a la enseñanza, desarrollando el sistema de su maestro Stanislavsky. Ellos fueron: Maria Ouspenskaya y Richard Boleslavski. Fue con ellos, con quienes jóvenes norteamericanos como Lee Strasberg se sumergieron en las enseñanzas de Stanislavsky de acuerdo a las puntuaciones que de éste hacía Boleslavski. Conducidos por las ganas de llevar lo aprendido a los escenarios norteamericanos, Lee Strasberg, Harold Clurman y Cheryl Crawford  fundaron el Group Theatre, considerada hoy aún, la mejor de todas las compañías norteamericanas de teatro. El Group Theatre era la primera compañía entrenada completamente para funcionar como conjunto. Entre sus miembros estaban:  Robert Lewis y Elia Kazan. El Grupo finalmente se disolvió en 1941, por razones que abarcaban cuestiones financieras hasta artísticas.  Fue seis años más tarde cuando los fundadores originales del Actors Studio decidieron que era hora de resurgir como el ave fénix, antes de que el fuego desapareciese totalmente. Robert Lewis condujo las reuniones para los miembros avanzados, y Elia Kazan llevó a cabo las sesiones para los principiantes. Antes del primer año, Lewis dimitió. Durante 1948 y 1949 varios profesores condujeron las clases de actuación, entre ellos Sanford Meisner, Daniel Mann y Elia Kazan. Hasta que finalmente invitaron a Lee Strasberg para que se incorporarse. Después, él fue el único profesor, y en1951 Strasberg fue designado Director Artístico del Actors Studio, una posición que conservó hasta su muerte en 1982.

Creo conveniente hacer un comentario sobre su sistema, lo considero esencial para que todos los entiendan en profundidad:

El sistema de enseñanza  fundamentado en el método Stanislavsky, se busca estados subconscientes del actor mediante un trabajo técnico. Las clases consisten primero en la exposición de un tema por parte del alumno; en la discusión que de su trabajo hacen los demás; y en las conclusiones que de la controversia saca su profesor. El alumno, sobre unas circunstancias temáticas dadas, improvisa su actuación mímicamente o utiliza la palabra. El método trata de provocar nexos de unión o identificación entre el intérprete y la criatura escénica. Esta es la base fundamental de su enseñanza.

Lee Strasberg se convirtió en el mayor maestro de interpretación. Se propuso desarrollar una técnica; la memoria sensorial, en la que los actores recreaban las emociones pasadas. Quería demostrar así que la inspiración creadora del intérprete no necesitaba un genio innato:

- "El actor emplea como instrumento la fuerza vital del ser humano. Quien hace teatro es el oficiante de un ritual mágico y necesita mística y pasión"-

El maestro tenía una debilidad, que mantuvo hasta su muerte, y era un sentido de protección hacia muchos de sus actores, especialmente Al Pacino y Marilyn Monroe, Lee hundía siempre su mirada en la oscuridad hacia Marilyn Monroe con exclusividad, era, como si dijéramos la protegida del matrimonio Strasberg, ¿Cuando saldrán a la luz las interpretaciones de la actriz? ¿cuando podremos disfrutar de las representaciones que Marilyn hizo de los grandes clásicos?, espero que la Institución llegue a un acuerdo con alguna galería de subastas y puedan ser admirados por lo que aún no creen que la actriz no era tal. Norma Jean era entonces una mimada en Hollywood cuando pisó el Actor's, y por la insistencia de Arthur Miller:

- "Lee era el padre que ella nunca había tenido y sabía que nunca la traicionaría"-. dijo en una ocasión Anna Strasberg, segunda esposa de Lee-

 Por este motivo y agradecida al maestro y su familia, en su testamento Marilyn dejó 10 mil dólares, y el 10 por ciento de sus bienes, y multitud de objetos personales a la escuela. Pudo haber sido, quién sabe, un modo de reparar los enfados que el viejo sufría, según testigos presenciales por sus famosas tardanzas, que no tenían otro significado que estar siempre perfecta. Sobre esto Lee le decía siempre:

- "Cariño, si no puedes ser puntual, llega mucho más temprano"-.

 

El Actor's Studio tenía apenas dos meses de vida cuando Marlon Brando subió a escena en Un Tranvía Llamado Deseo, al lado de una inolvidable Jessica Tandy.. Rudo, con camiseta sudada blanca que las chicas adoraban. Marlon se convertía en el mejor Stanley Kowalski que se recuerda, tanto en teatro como posteriormente en la gran pantalla, basado en una ejemplar obra de Williams, encarnaba así la primera aplicación del método escénico según el cual la intuición psicológica reemplazaba a la observación de los rasgos exteriores del personaje.

Su traspaso al cine no pudo tener mejor mano que otro componente de la escuela, el maestro Elia Kazan y la actriz Vivien Leigh.

 

 

 -"Elia Kazan y Stella Adler fueron mis verdaderos maestros. Lee Strasberg era de otro mundo."- (reconoció Marlon )

 

 

Lee Strasberg recordaba así a James Dean:

 

-"No trabajó mucho, pero asimiló enseguida el sistema y no fué difícil. Me parece que le tenía un poco de miedo a las sesiones, pero siempre se lo podía ver en primera fila, observando todo. Era un chico atractivo, sucio y extraño, que en su breve paso por este mundo, llevó como nadie la marca de fábrica del taller. Había recalado en el estudio a los 20 años, casi siempre llegaba tarde, improvisaba mucho y pedía a todos dinero que nunca devolvía, lo hacia con cualquiera que se cruzaba por los pasillos"-.

 

 

-" Mi querido Pacino era un alumno aventajado, culto, disciplinado, con inmensas ganas de trabajar. Estaba siempre antes de la hora estudiando sus diálogos, él y Brando eran muy amigos, pero Pacino no soportaba a James Dean, le parecía un prepotente, y un vago. Años después tuve el privilegio de ver a Brando y Pacino juntos en esa trilogía maestra, en la cual yo también participé, que es EL PADRINO"-

 

 

 

 

El Sistema de Enseñanza

 

El sistema prioritario de la escuela:

1- Olviden por completo los sentimientos y pongan toda su atención en las imágenes internas. Estúdienlas con todo el cuidado posible y descríbanlas lo más precisa, completa y vivamente que puedan.

2- Cuando consideramos un fenómeno, cuando nos imaginamos un objeto, un acontecimiento, o traemos a la mente experiencias de la vida real o imaginaria, no solo reaccionamos a esas cosas con nuestros sentimientos, sino que les pasamos revista con nuestros ojos interiores. Sin embargo, al hacer esto en teatro nuestra visión interior debe tener relación sólo con la vida del personaje y no con nosotros mismos como actores.

3- Por eso es por lo que, cuando estamos en escena, nuestra principal preocupación debiera ser siempre reflejar en nuestra propia visión interior elementos semejantes a los que ocuparían la visión interior del personaje. Esta corriente interna de imágenes, alimentadas por toda clase de invenciones ficticias, así como por las circunstancias dadas, confiere vida a un personaje, le proporciona una base para todo lo que el personaje realiza:

1-Ambiciones
2-Pensamientos
3-Sentimientos

 

Y sobre todo, es una gran ayuda para que el actor concentre su atención en la vida interior del personaje. Para ellos debemos disponer de una verdad, aunque sólo sea la verdad de la imaginación, en la que puedan creer, dentro de la que puedan vivir. Por otro lado, al intentar comunicarlo ...Se deben preocupar de que el objeto de su atención no solo oiga y comprenda el significado de sus palabras, sino que también vea en el ojo de su mente lo mismo que ustedes, mientras les hablan. Lo importante es que se propongan un objetivo y traten de llevarlo a cabo. Lo importante es cómo tratan de actuar sobre su compañero o interlocutor, sobre su visión interna, que es lo que están ustedes intentando en este caso concreto. Se trata de un proceso por partes muy pequeñas. Al mismo tiempo que se hace esto, hay que tener en cuenta la totalidad de lo que se quiere comunicar. Para uno todo está claro, pero para el interlocutor todo es nuevo, debe ser descifrado y absorbido. Esto requiere un cierto tiempo, y si se salta ese tiempo el diálogo se convierte en algo incomprensible Por ello se debe crear esa corriente explicativa, bajo el diálogo hablado de una obra de teatro. Pues si no hay una historia comprensible que compartir no hay nada en que basar un subtexto explicativo. Son las imágenes interiores las que nos sirven de señuelo al tratar las palabras y la forma de hablar, son ellas las que, como el pintor o el poeta, con el ojo de la mente, nos permiten describir lo que vemos y como lo vemos.


Mucho se ha criticado este método por muchos, al utilizarse la memoria emocional y la identificación con el personaje, tan total como sea posible, conduciría a una fascinación con secuelas de neurosis, y también es famosa la presunta actitud “tiránica” de Strasberg hacia sus discípulos. Se llegó a comentar que Marilyn Monroe le acusó una vez de sumirla en una depresión, cuando representaba Anna Christie, basada en la obra de Eugene O´Neill.

 

El Actors actualmente.

Lee Strasberg murió en 1982, y su hija, Susan, continuó la dirección de la escuela, hasta 1999, en que también falleció. Actualmente, la institución está presidida por Ellen Burstyn, Harvey Keitel, y Al Pacino. Su sitio oficial puede ser visitado en la dirección:  http://www.theactorsstudio.org/ Se hizo una seria de documentales Insight The Actors Studio, exhibida en diferentes canales de la televisión por cable, donde se ofrece en cada entrega un reportaje profundo de diferentes figuras que han pasado por esta institución. Siempre recordaré a Lee Strasberg, por su personificación de Don Fanucci, en El Padrino II.de Francis Ford Coppola, y a Susan Strasberg por su excelente trabajo en Psych-Out, de Richard Rush, encarnando el papel de Jenny Davis, una muchacha pueblerina que llega a San Francisco con la intención de encontrar a su hermano. Ambos son excelentes referentes del método, él como precursor y amante de las teorías del maestro Stanislavski. y ella digna sucesora de su padre.

 

Actors Studio, la escuela.

 

Siempre me han preguntado que pueden tener en común Brando, Jack Nicholson o Cristopher Walken, mi respuesta siempre ha sido la misma: Haber comenzado sus respectivas carreras en la misma escuela: Actor’s Studio. Es muy posible que eso explique también por qué cualquiera de los tres, cada uno a su manera, puede simbolizar perfectamente un modo de actuar en el que la interpretación resulta tan creíble que el espectador a menudo tiene dificultades para distinguir a la persona del personaje. Dos hombres de teatro, Cheryl Crawford y Robert Lewis y un prometedor director de cine que rodaría grandes obras maestras del cine en los siguientes años, Elia Kazan, decidieron crear, en pleno corazón bohemio de Manhattan, una escuela de interpretación para simplificar el Group Theatre, que durante la década anterior había introducido en Nueva York, uno de los mejores sistemas de interpretación, el método Stanislavski. Si el concepto de “vivir” la interpretación había revolucionado la escena independiente en Broadway después de ser difundido por el Group Theatre, la creación del Actor’s Studio unos años más tarde supondría un cambio sin precedentes en el concepto de lo que debe ser un actor de cine. Tanto es así que dicho concepto sigue vigente todavía en pleno siglo XXI. Para hacernos una idea aproximada de la trascendencia que tuvo esta escuela en la historia del cine, basta comparar el modo en que se aproximaban a sus personajes James Stewart, Spencer Tracy, Greta Garbo o Bette Davis, con el que eligieron alumnos del Actor’s Studio como Montgomery Clift, Robert De Niro, Marlon Brando, Al Pacino, Anne Bancroft o Ellen Barkin. Independientemente de la calidad de ambos trabajos, unos convirtieron a sus personajes en una especie de arquetipos, más grandes que la vida misma, mientras que estos últimos, se esforzaron para que la vida cotidiana entrase en sus personajes. Ambos estilos loables, generosos, atrayentes y únicos, pero diferentes. Es más, como ejemplo diré que Marilyn Monroe y James Dean, que tal vez representan para el gran público el puente entre una y otra manera de entender la profesión, también fueron alumnos de la escuela fundada por Kazan. Sin embargo, han pasado muchos años desde 1947 y tampoco faltan voces muy críticas a la hora de evaluar la influencia del Actor’s Studio. Se ha señalado la facilidad con la que cualquier personaje puede convertirse en un ser atormentado cuando lo interpreta un actor como Brando, o en los tics que ese método de trabajo puede acabar generando entre actores que lo utilicen sin el talento de Paúl Newman o Al Pacino. En realidad, ese tipo de afirmaciones vienen a corroborar que el cambio que comenzó en un rincón de Manhattan y acabó transformando el mundo del cine no fuera muy positivo emocionalmente, pero de ningún modo negativo. 

 El mundo cambió profundamente después de la II Guerra Mundial en mucho aspectos de la sociedad y el Actor’s Studio fue espejo de ese cambio en la esfera de la interpretación. La inocencia de los pioneros del cine se había esfumado. Finalmente, la Caza de Brujas en el ambiente opresivo y paranoico de la Guerra Fría terminaría por obligar a actores, guionistas y directores a posicionarse respecto a los acontecimientos, así como a replantearse la importancia y el sentido de sus profesiones y el mensaje que lanzaban al espectador. Ahora, más de medio siglo después, tanto la Caza de Brujas como la Guerra Fría son capítulos de una historia negra de connotaciones nazis, pero que afortunadamente terminaron hace tiempo, pero el Actor’s sigue siendo piedra angular sin la cual sería imposible entender un periodo de la interpretación que todavía subsiste. Por lo general, hoy en día, los intérpretes llevan en su forma de encarnar los personajes la impronta de su formación académica.

 

Se puede escribir y mucho sobre este sistema, se puede desgranar las carreras profesionales de muchos hombres y mujeres que componen la lista que he detallado, pero pienso que las palabras directas de algunos actores, puede resultar mas atractivo para el lector y cinéfilos en particular. Quiero extraer los pensamientos, la técnica, los recuerdos y las vivencias de unos actores que fueron ejemplo, siendo referencia obligada en los cursos de interpretación de esta Escuela de Leyenda, no pueden estar todos, sería como el manuscrito de las cuatro epístolas, y mi intención es relatar de forma amena mis artículos. Pido disculpas si algunos de mis seguidores hubieran preferido otros nombres, personalmente creo que son cuatro nombres, similares entre sí, pero con una particularidad que les unirá siempre: Fueron alumnos de la escuela y haber escuchado mas de una vez ésta frase de Konstantin Stanislavski, que les hizo crecer interiormente:

 "Deja los zapatos sucios a las puertas del escenario. Y con ellos, deja todas las preocupaciones, rencillas y la pequeña incomodidad que hace difícil vivir."

Ellos son:

 

MARLON BRANDO

AL PACINO

JANE FONDA

ROBERT DE NIRO.

KARL MALDEN.

 

Quiero destacar, parte de las entrevistas que a Marlon Brando y Al Pacino les hizo el escritor Lawrence Grobel, nadie como estos dos genios de la interpretación para comprobar sobre el terrero la influencia de su aprendizaje, como los comentarios sobre su carrera hechos por Jane Fonda y Robert de Niro, nombres de mucho peso aún en el panorama cinematográfico mundial.

 

 

Entrevista a Al Pacino por Lawrence Grobel

Cuando Pacino leyó la conversación de Lawrence Grobel con Marlon Brando, el actor neoyorquino, reticente a las entrevistas, ya que no había concedido ninguna a sus 39 años, pese a cargar a sus espaldas con cinco nominaciones al Oscar, nueve películas y veinte obras de teatro...( tampoco Brando nunca antes había sido entrevistado), obsesionado por la culpa y el perdón y por tanto, por Shakespeare, a quien no deja de recitar en el transcurso de todas sus conversaciones y a quien le dedicó su primera película como director, LOOKING FOR RICHARD, hizo una especie de vis-à-vis con el autor inglés, accediendo a que la revista Playboy hablara con él, Al Pacino dijo que le habían gustado estas palabras de Brando: “La culpa es una emoción inútil”. Lo hizo con la sola condición: que la entrevista la hiciese la misma persona que se la había hecho a Brando.
 

De su primer encuentro con Al Pacino, Lawrence Grobel, conocido también por haberlo hecho con Truman Capote, recuerda que el piso del actor en Manhattan tenía una pequeña cocina con aparatos desgastados, un retrete cuyo wc no dejaba de soltar agua, una habitación dominada por una cama deshecha, y un salón amueblado como el escenario de una producción a punto de ser interpretado por un vagabundo urbano. Eso sí, por todo ese salón había obras de William Shakespeare en ediciones baratas de esquinas dobladas. Y es que Shakespeare y el teatro son aspectos fundamentales en su vida, quien nunca ha dejado de sentir que sus raíces están en el teatro, a donde regresa siempre que la presión de ser una estrella de cine se le hace insoportable.

El mundo de las palabras y la belleza del lenguaje siempre han atraído poderosísimamente a Pacino. Hasta el punto de confesar que, si pudiera escribir, no practicaría ninguna de las otras artes. Después de diversos trabajos, desde conserje hasta acomodador, pasando por abrillantador de fruta fresca, Alfredo James Pacino, el actor, empezó a estudiar interpretación en serio a los 18 años, en el Herbert Berghof Studio de Nueva York. Allí conoció a Charlie Laughton, su mentor y amigo. Éste le enseñó ciertos aspectos de la vida con los que no hubiera podido entrar en contacto. Le hizo conocer escritores y le mostró lo bueno y lo malo que rodea a la interpretación. En cierto sentido, Charlie fue responsable de su educación. Aunque Pacino debe su lanzamiento al Actors Studio y a su educación literatura. Él mismo afirma que escritores como Chejov, Balzac, Dostoievski, Henry Miller o su amado Shakespeare, le dieron una razón para vivir. Creció alimentándose de modo autodidacta con muchos escritores distintos, consciente de que venía de la calle y carecía de educación formal. De hecho, una de las cosas que le hizo querer ser actor fue La gaviota de Chéjov, cuando la vio a los 14 años en el Bronx. Tan sólo había quince espectadores, pero para él fue una experiencia extraordinaria.

Aparte de ser todo un icono y una leyenda al igual que Brando para sus compañeros de profesión, Al Pacino demuestra ser un lúcido interlocutor cuando deja a un lado sus proverbiales reservas hacia las entrevistas. Por eso encontrarse con la publicación de Conversaciones con Al Pacino, donde Lawrence Grobel recoge las charlas mantenidas con el actor es todo un lujo que nadie debería obviar. La relación profesional entre el periodista y el intérprete acabó en una estrecha amistad, lejos de perjudicar al calado de las conversaciones, Al Pacino ayuda a que Grobel converse en ajustado equilibrio con el actor y el personaje, con la estrella y la persona. El resultado es apasionante:

 

-"Actuar e interpretar, es para mi una necesidad, una forma de expresarme por medio de la penetración en las cosas. Soy un artista. Siento una necesidad y un deseo muy fuerte de hacer lo que hago, de desdoblarme, de admitir ser otro, de llevar lejos el significado del método y nadar en él para fortalecerme como actor. He rechazado ofertas para hacer películas comerciales cuyos guiones no me seducían y, a veces, he preferido regresar al teatro para hacer una obra pequeña, siempre escogerá El mercader de Venecia en lugar de El mercader de la muerte"-

 

-"Te aseguro que los grandes papeles, todos son profundamente humanos, ya sean asesinos o padres de familia. Por eso, siempre persigo aportar humanidad y complejidad. Si haces de tu personaje un ser humano, la gente puede identificarse con él. La gente se identifica si sus fragilidades y cualidades son visibles, tal vez por eso Harold Becker, que me dirigió en Melodía de seducción, dijo que yo era algo más que un gran actor, que me veía como la misma condición humana encarnada y esto te aseguro que lo adquirí en el Actors Studio, yo no represento un personaje, me transformo en ese personaje. Tal es así que cuando trabajo en la construcción de alguno de mis personajes, me meto en el papel trasladándolo a cierta dimensión de mi vida real. Una vez, cuando trabajaba en una caracterización de abogado, un amigo me comentó que tenía un problema con cierto contrato. Instintivamente, le contesté que me dejase echarle un vistazo. En otra ocasión, estaba en un taxi y había un camión delante que me echaba humo sobre su cara. protesté al camionero, y cuando éste le preguntó quién era, le grité: “Soy policía, y quedas arrestado. Hazte a un lado”-"

 

 

En estas conversaciones, cuyas primeras versiones fueron viendo la luz en publicaciones como Playboy, Movieline o Premiere—pocos rincones quedaron por explorar. Al Pacino habla de todos y de todo lo habido y por haber. Pero, claro está, se explaya sobre todo acerca de los recovecos de su profesión, sobre sus filmes y sus personajes, algunos tan importantes como para haberle permitido dejar su huella en la historia del cine norteamericano, gracias a la influencia de su íntimo amigo Marlon Brando, Se refería a la trilogía de El padrino, también a Serpico y Tarde de perros… Si bien tampoco muestra inconveniente en reconocer que, aún a estas alturas, la interpretación sigue siendo un misterio para él. Pero, por encima de todo, Pacino expresa un apasionado amor hacia la poderosa plasticidad del lenguaje, el teatro, porque en realidad es un actor teatral que, por azar, se transformó en estrella cinematográfica, y Shakespeare, a quien ama y cuyos versos cita a menudo de memoria para, con naturalidad, ilustrar mejor el tema de conversación sin afectación alguna.

 

-" Nunca fui un buen estudiante. Jamás tuve la perseverancia ni la constancia necesarias para serlo. Acudía a la biblioteca de mi pueblo y en lugar de aposentarme en las salas de estudio me ubicaba en la zona de consulta. Podía estar cuatro horas en la biblioteca pero estudiando como mucho hora y media. El resto los dedicaba a buscar la novela que quería leer o a consultar el diccionario de actores y directores. En mi época universitaria era un asiduo lector de novelas. Con facilidad caían cuatro o cinco al mes. Pero hace tiempo que deje la ficción a un lado. Con la excepción de cada nueva novela, algunas de ellas me han parecido tan buenas y tan excitantes como Crimen y Castigo.  últimamente sólo leo biografías sobre actores. Jamás me cansaré de recomendar la biografía escrita por Lee Server sobre Robert Mitchum.-"

-"Actualmente estoy leyendo la increíble entrevista a Brando en su isla privada. Es un libro muy ameno en el que mi amigo se desnuda parcialmente, sin despreciar para nada sus orígenes o sus pasiones. Brando me parece como ese Dios que nos sigue y que quiere bendecirnos, a mi lo hizo hace tiempo, cuando éramos prácticamente unos infelices, tirados al suelo del frío Actors Studio-".



En 2001 Al Pacino participó en El arte de la entrevista, un seminario dirigido por Grobe. En él los estudiantes de la universidad de UCLA tuvieron la suerte de preguntar a Pacino lo que quisieran . Uno de los estudiantes le preguntó sobre el cine y el teatro, por qué se inclinaba más por este último.

 Me gusta la respuesta de Al Pacino:

-"Si eres equilibrista, tu trabajo es caminar por la cuerda floja. Tienes que subir, y si te caes, eso es el teatro. En las películas hay cuerda, pero está en el suelo. Esa es la diferencia. Cuando estás en un escenario, tu cuerpo cambia. La química de tu cuerpo cambia para sobrellevarlo. La vida que se lleva en el cine es una experiencia distinta. No es que tenga menos de arte ni de oficio. Son dos cosas distintas. Cuando el teatro tiene la fuerza suficiente, puede alterar el curso de tu pensamiento o tu manera de pensar y de ver las cosas. Se comienza saboreando las palabras. Tratas de apropiártelas. Les sirves, y ellas, a su vez, te sirven a ti.-"

 

 

Entrevista a Marlon Brando por Lawrence Grobel



Tras veinticinco años sin hablar con la prensa, Brando invitó al periodista Lawrence Grobel, a pasar diez días con él en Tetiaroa, la isla que poseía el
actor. El resultado de esa estancia fue un manuscrito excepcional, en el que el mítico actor opina sin escrúpulos sobre un gran repertorio de temas. No puedo relatar todo, pero ofrezco fragmentos de aquella conversación, lo mas interesante. Un regalo de mi amigo Budy.




-"Con frecuencia, los críticos se inclinan por usted, o bien por Olivier, como el mejor actor vivo. ¿Cree usted que haber hecho los clásicos supone una ventaja para Olivier?-"


-"Es una especulación. Y especular es perder el tiempo. No me importa lo que los críticos puedan decir"-

-"En cambio si parece importarle que la gente diga que no siempre está al cien por cien cuando interpreta."-

-"Stella Adler, que era mi profesora y una mujer admirable, me contó una vez una historia sobre su padre Jacob P. Adler, un gran actor yiddish, que trajo consigo la gran tradición teatral europea. Él siempre decía que si ibas al teatro a trabajar y sentías un cien por cien de inspiración, mostraras setenta. Y si ibas otra noche y sentías un cincuenta por cien, que mostraras treinta. Y si ibas al teatro y notabas un treinta, simplemente te dieras la vuelta y te fueras a casa. Que siempre mostraras menos de lo que tienes."-

-"¿Alguna vez ha hecho un papel sin más?"-

-" Muchas veces, desde luego"-

-"¿Cuantas veces?"-

-" Muchas...-"

-"¿Como en La condesa de Hong Kong?"-

-" No, intenté estar al cien por cien, pero era un muñeco, una marioneta, en aquella película. No podía ser otra cosa, porque Chaplin es un hombre duro, de ideas fijas, pero con mucho talento, y no iba a ser yo quien discutiera con él sobre lo que es divertido y lo que nó. Debo reconocer que no empezamos muy bien. Llegué a Londres para la lectura del guión y Chaplin nos lo leyó. Yo sufría jet-lag y en plena lectura, me quede dormido. Eso fue horrible, a veces, dormir es más importante que todo lo demás. Ese papel no era para mí. Chaplin no debió haber intentado dirigir esa película; tendría que haber actuado él o haberse dedicado a escribir sus memorias. Era un hombre muy duro, malvado y sádico. Le vi torturar a su hijo, hhumillándole, insultándole, haciendo que se sintiera ridículo, incompetente. Sidney Chaplin interpretaba un pequeño papel  y Chaplin se metía con él. Yo le pregunté: “¿Por qué lo aguantas?”. Le sudaban las manos. Y contestó: “Bueno, mi padre está viejo y nervioso, no pasa nada”. No es una excusa. Chaplin me recordaba lo que Churchill dijo de los alemanes: o están a tus pies o en tu cuello."-

-"¿Se portaba así con usted?"-

-"Intentó meterse conmigo, y le dije. “No me hables nunca en ese tono”. Dios, me volvía loco de verdad. Fue un día a última hora, empezó a armar un jaleo por lo que le había dicho. Le dije que podía coger su película y metérsela por el culo, imagen por imagen. Eso fue después de darme cuenta de que era un completo fracaso. Ese hombre no podía dirigir a nadie. Seguramente podía hacerlo cuando era joven. Pero con el cerebro de Chaplin, tenías que darle el beneficio de la duda. Aunque siempre debes separar talento y personalidad, que no tienen nada que ver, estaba claro que desconocía el método del Actors Studio, le habría venido muy bien haber asistido a algunas clases, pero a pesar de todo, tenia ideas admirables, pero un monstruo como hombre."-


-"¿Se diría que es una película para olvidar?"-

-"Las películas son experiencias fluidas. En una película, al final, lo que resulta es, muy a menudo, diferente, mucho peor, mucho mejor, o completamente distinto de lo que se pretendía al empezar. He visto actuaciones malísimas, pero en el cine existen trucos; se pueden apuntalar, tapar y hacer que parezcan sólo torpes. Siempre se está a merced del director... y también de tus propios defectos, por eso soy partidario del método y lo seré siempre, un actor tiene que olvidarse quien es y adoptar la piel y el personaje que va a interpretar. Creérselo totalmente, de forma que por momentos no sabes ni tu nombre. Ese es el secreto de la interpretación. Hacerlo al revés es un error."-.

-"Mirando hacia atrás, ¿hay alguna de sus películas de las que no se sienta contento en absoluto, que le gustaría borrar si pudiera?

- " Por supuesto"_

-"¿Cambiaría alguna si tuviera oportunidad de reeditarlas ahora?"-

-"No podría, aunque debería....! Por Dios !, uno de los lugares más horribles del mundo es la sala de montaje. Estás todo el día en un sitio oscuro y repleto de humo de cigarrillos"_
.

-"¿Paramount le dió cien mil dólares para que hablara con la prensa después de rodar El padrino?"-

-"Cuando oigo o leo cosas así, siempre me acuerdo del congresista que mete la mano en la caja. Normalmente concedo pocas entrevistas, quiero evitar que la gente me haga preguntas a las que inevitablemente mentiría, solo digo la verdad a mis amigos, ellos son los únicos que conocen mi verdad"-

-"¿El hecho de ser etiquetado como “actor de Método” significa algo para usted?

-"No en la actualidad, pero fué vital para mi en su tiempo, lo que hace un actor de método, es abrirse paso hasta la misma esencia del personaje. Se abre paso y va más allá de las fronteras de la angustia tolerable."-

¿Y es usted optimista sobre el futuro de la vida en este planeta?

-" No puedes vivir toda la vida diciendo: “Bueno, esto es el final, así que mejor que saquemos el barco, subámonos a él y riamos y toquemos hasta que Gabriel haga sonar la trompeta”. Sean cuales sean las circunstancias, uno tiene que seguir intentando encontrar soluciones. Incluso aunque parezca imposible. No se ha inventado todavía ningún sistema que funcione: la religión no lo consigue, ni la filosofía, ni la ética, ni los sistemas económicos. Ninguno de los sistemas con referencia a los problemas humanos ha funcionado jamás. Aunque vivir una vida de desesperación no es posible. He escuchado los pros y los contras. He escuchado a científicos decir que no sabemos lo suficiente, que el ciclo de la vida en la Tierra tiene un equilibrio tan delicado que, si todavía no lo hemos mandado al garete, desde luego, trascenderemos nuestras naturalezas, que parecen imparables e inmutables. Otros dicen que va a venir un gran día. Buckminster Fuller es un hombre con esperanza, cree decididamente en el nirvana del futuro cercano. Herman Kahn nos ha contado lo maravilloso que es el mundo que tendremos y la naturaleza de las luchas para llegar a ello. ¿Quién sabe?"-


-"¿Y qué me dice de envejecer? ¿Cómo ha envejecido usted?"-

-"Bastante bien... es curioso, pero cuanto más viejo, más feliz me he sentido.-"

-"¿Le tiene miedo a la muerte?"-


-"De todas las maravillas que he oído, me parece extraño que los hombres deban temer; al ver que la muerte, un final necesario, vendrá cuando tenga que ser-"

-" Cuando estudiaba en el Actors Studio, ¿Le costaba recordar más de Shakespeare que a otro autor?-"

-" Si y mucho, pero aprendí a estudiarlo y a pensar que recordar es parte de mi profesión, la que había elegido y Shaskespeare merece la pena: Lee nos decía algo que no olvidé: “Por el amor de Dios, vamos a sentarnos en el suelo y a contar historias tristes de la muerte de los reyes, donde rodean los templos mortales de un rey y se mantiene la misma muerte en su corte.... y allí se sienta el bufón, que se burla de su estado, se ríe de su pompa... y con un pequeño alfiler, atraviesa el muro del castillo, y ¡adiós rey!”, así conseguíamos hacer de sus textos nuestro cuaderno particular, Lee era un genio, nunca como Kazan, pero un genio a fin de cuentas-".

-" Cuénteme algo como regalo de lo que no haya hablado mucho, es mi último favor, mañana vuelo hacia Londres-"

-"Cuando decidí ir a Hollywood era un joven lleno de confusiones y presunciones. Muy perezoso, con poca cultura y tan sólo un poco sagaz. Por lo tanto era bueno para hacer cine. Dicen que soy egoísta y egocéntrico., en otros campos me constituyen, con demasiada frecuencia, con un notable....desagradable fastidio. Si uno no se pone a hacer algo original de vez en cuando, la gente acaba por aburrirse de nosotros, No basta con ser buenos actores: es preciso suscitar en el público curiosidad e interés... Como y bebo sin preocuparme de la línea. Quiero decir que si engordo demasiado pasaré de papeles de primer actor a papeles de carácter. Me habían impuesto al comienzo de mi carrera, como un cliché de guapo a la fuerza, del músculo a toda costa y yo seguí el juego. Ahora le diré que el hecho de que se me haya caído el pelo, haya engordado unos kilos y me hayan salido algunas arrugas no me preocupa en absoluto. Atraigo igual, tanto a hombres como a mujeres, y no te quiero decir con esto que sea bisexual o homosexual, las etiquetas me aburren, soy un hombre que adora el sexo simplemente, venga de quien venga. No me importa lo que la gente piense a estas alturas. Soy un actor, ¿no? Esto quizá ha sido el mayor equívoco dentro de mi vida personal, ha envenenado mi existencia y ha reflejado a un Marlon Brando bajo una luz falsa a los ojos del público. Cuando interpreto me transformo, el aprendizaje del método. Me quema dentro una especie de fuego, una especie de delirio. Y me siento fuerte, feroz como un león. Solo esto. Si soy un buen actor o no, es algo que nunca supe y lo siento. En el caso de Paúl Newman, su primera señal proviene del Actors Studio, un taller de interpretación en el que se daban los pasos hacia la naturalidad, aunque la realidad demuestre en muchos casos y no voy a citar nombres, que aquellos que pasaron por sus aulas adquirieron vicios interpretativos. Mi exceso y el de Newman en su primera etapa tuvo que corregirse progresivamente para dejar paso al talento real que se suponía teníamos. Y si hablamos de actuaciones dramáticas, la frontera entre la caricatura y la genialidad no tiene referencias o advertencias visibles, sino resultados concretos. Quienes salieron del Actors Studio pocas veces advertían cuán hondo había calado en ellos la esencia de la escuela, al punto de hacer identificables a los pupilos de ésta allá donde fueran. Una vez me advirtió Paúl Newman, que en el Actors se había llegado a hacer proselitismo de estilos que han enloquecido a más de un centenar de actores y actrices. Hubo tiempos en que aquello tenía todo el decorado de un monasterio tibetano. La anécdota surge cuando se repara en el hecho de que, pese a tales declaraciones, mi amigo Newman aceptó intervenir en un documental a mayor gloria de la factoría Strasberg. La referencia al Actors, en el caso de Newman, a punto estuvo de no ser necesaria, ya que permaneció en él tan sólo ocho meses. Puedo decirte y esto no lo saben muchos, que en un principio, James Dean y Newman fueron rechazados, especialmente el segundo, acusado de informalidad y de faltar constantemente a clase. Tal comparación rebasa el conjunto de elementos comunes adquiridos en el Actors. Quizá la búsqueda inicial de un hueco en las pantallas llevase a Newman a imitar a compañeros de generación, como a James Dean, cuyo papel en AL ESTE DEL EDÉN, en principio le fué ofrecido a Paúl, puede que el carácter de ambos, traducido en sus interpretaciones, fuera parecido en su período juvenil."-

-" ¿Le resulta difícil hablar de todo esto?"-

-" No, es raro, esta vez me siento bien hablandolo contigo. No lo repetiré mas-"

-" En 1971 me di cuenta que Paúl Newman se limitaba a copiarme, Paúl es un buen muchacho y lo hace bien. Tendrá futuro en el cine mientras yo me mantenga retirado. Si algún día a mí se me ocurre volver a tomar mi carrera en serio, los espectadores descubrirán que Newman me imitaba mal. Todo quedaría en pura broma si el cine no se hubiese encargado de enfrentarlos artísticamente de nuevo. La última batalla de esta confrontación llegó en 1978, cuando las negociaciones de Francis Ford Coppola conmigo para intervenir en APOCALYPSE NOW, llegaron a dique seco y el director italoamericano optó por contratar a Paúl Newman. Casi de inmediato, decidí renegociar la oferta de Coppola, y dejé a Newman sin un papel de lujo. La prensa, como siempre vertiendo mierda sobre nosotros, recogió, no obstante, las declaraciones de Paúl acerca de la propuesta del director y, sobre todo, habló no muy bien de mi. Aun lo recuerdo:

-"Marlon es un loco y también un actor genial. Es soberbio, amable, afable... Un hombre al que nadie podría definir porque se muestra distinto cada día. Ignoro si mi trabajo en Apocalypse now puede superar al de Brando. Yo acepté rodar esa cinta por la simple razón de que me interesaba trabajar con Francis Ford Coppola. Ignoro la razón que le hizo pensar en mí en sustitución de Brando. Ahora sólo me preocupa mi trabajo. Yo soy un actor metódico. Ensayo mucho y disciplinadamente cada escena, busco la identificación física con el personaje hasta llegar a formar una identidad con éste. Precisamente por eso, mis registros parecen encontrar una adecuada contrapartida en intérpretes de mayor frescura, más autodidactas. En este sentido, mis películas de protagonismo compartido más logradas son aquellas realizadas junto a un inteligente actor californiano, Robert Redford, que, tras actuar en Descalzos por el parque, optó subir un escalón de popularidad al filmar, junto a mi, Dos hombres y un destino, con Redford hubo siempre una especie de química masculina semejante a la que, tiempo atrás, se diera con Tracy y Gable, cosa que con Brando hubiera sido imposible, él era el centro, la estrella, los demás los bufones. No me ha perdonado nunca que le quitase el papel protagonista de LA GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC y DULCE PÁJARO DE JUVENTUD, pero debo ser leal, Marlon es un genio, un actor que solo aparece una vez cada 200 años-"



-" Todo esto es increíble y me siento muy halagado al escucharlo, ¿Tienes mas detalles?-"



-" Desde luego, pero estaríamos años y estoy muy cansado, solo para terminar te diré que el Actors, como todos saben fué fundado por mi amigo Elia Kazan y otros nombres que no recuerdo, pero aunque muchos periodistas han puesto en mi boca que he renegado del Actors, te diré que es una sucia mentira, porque me siento un privilegiado por haber comenzado allí. La hija de Lee Strasberg, Susan fundó en 1991 la más moderna de las escuelas Actors Studio, en el Teatro Tordinona, de la ciudad de Roma. Sin duda, sigue vivo el método, tanto en el ámbito de la actuación como en el de la dirección de actores. Y es en este campo quiero mencionar otra vez a Paúl Newman, porque como actor, se desprendió paulatinamente del barniz de la escuela de Strasberg, pero curiosamente no le ocurrió lo mismo como director, ya que mantuvo la disciplina de los ensayos y el proceso de interiorización como cauces preferentes en la preparación de los Films que ha dirigido, lo que en un escenario teatral puede resultar un momento de intensidad, en el cine puede tornarse morosidad narrativa, y eso es algo que Newman, pese a las buenas intenciones, parece no tener en cuenta.-"



 



Entrevista a JANE FONDA.

Con estas dos frases de la actriz, pronunciadas en una conferencia que dió en el Actors Studio, podemos comprender mucho mejor la leyenda de la Escuela:

 

 

-" Creo que somos muy egoístas si nos redimimos a hablar de acciones físicas y de memoria emotiva sin antes explicar quien es STANISLAVKI y quien es STRASBERG y luego profundizar en lo que son los métodos de ambos. Digo todo esto porque habrá gente que quizá no tiene conocimiento de lo que es la teoría, y estaría bueno, creo yo, que la gente pueda interiorizarse un poco y aprender, no debemos ser tan egoístas y egocéntricos e incluir en esto a los profanos en la materia. La teoría teatral es una de las materias mas complicadas del arte escénico, pero también una de las mas apasionantes. Todo actor debe influenciarse y asquearse de teoría, aprender la técnica, el método, mas que nada para poseer un registro suficiente como para poder afrontar problemas a la hora de interpretar un personaje y poseer problemas. Sé que es muy difícil explicar la teoría del método, pero quiero que los jóvenes de hoy en día, no duden un instante y se matriculen en el Actors Studio. Mi padre no pasó por ahí y todos reconocen que fué un gran actor, Bette tampoco y eso no quiere decir mas que hay personas que llevan muchas vidas en una sola, ellos fueron así, pero eso es irrepetible, y olvido muchos, la lista sería interminable, pero si hubieran tenido, como yo, la oportunidad de estudiar allí, el firmamento cinematográfico estaría poblado de monstruos sagrados.
 


-"Como una forma de "robo", tomo el tema acciones físicas, o de memoria emotiva como giro y caída en algo mas amplio o mas complejo pero entendible que son los mismos autores de las acciones físicas y la memoria emotiva, dos técnicas terriblemente complejas y apasionantes si se las estudia en profundidad, por lo que cada una repercute en el actor. Invito a cualquier actor, interesado en el arte de la actuación, docente o no, a que de el primer paso hacia el complejo mundo de estos dos teóricos. Creo que seria prudente explicar quienes fueron: STANISLAVSKI y LEE STRASBERG, para luego profundizar en diversos temas de ambos, como la RELAJACIÓN, CONCENTRACIÓN, EMOCIÓN, PALABRA, ACCIÓN, INTERPRETACIÓN. Les invito a abrirlo, ya está dado, solo hace falta tirar la primer piedra. Esto me ha servido a lo largo de los años mucho, a pesar de mis errores cometidos en Francia, pero me sentí segura en muchas de mis películas, porque estaba relajada, muy concentrada, totalmente emocionada en lo que hacia e interpretando otra vida que en esos momentos era solo mía. El Actors Studio, a pesar de sus detractores es una sólida institución y una muestra de lo que en ella se pudo crear, como por ejemplo Robert De Niro, Dean, Pacino, Brando... Pero me gustaría que sea a forma de pedagogía para todo interesado en ser actor. No soy sabia y aun deseo aprender mas cosas.....Ahora me gustaría saber mas y ver si puedo aprender también de las nuevas generaciones. Amo el cine, amo mi profesión y me siento una mujer afortunada por haber aportado mi granito de arena con alguna de mis películas.-"

 

Entrevista a ROBERT DE NIRO.

 

Breve extracto de los pensamientos de uno de los grandes: Así respondió al periodista Cal Fussman para la sección “Lo que sé” de la revista norteamericana Esquire.

 

-" Los que hablan no saben. Los que saben no hablan. Eso ha sido así desde siempre. También: si no vas, nunca lo sabrás. Les digo eso a mis hijos. Ellos a veces no me comprenden, como todos los hijos, pero sé que me admiran, que se sienten orgullosos de haber pertenecido como alumno a una escuela tan prestigiosa como el ACTORS STUDIO, donde si estás sentado en una silla, al final y sin llevar mucho tiempo, te sientes cómodo en ella. Italia puede cambiar, pero Roma es Roma. Cuando pienso en todo esto me gustaría ver todas mis películas una sola vez tan solo para ver qué me hace pensar, para ver cuál fue el patrón. Pero con todas las películas en las que estuve, eso significaría ver dos o tres por día durante mas de un mes. No sé de dónde sacaría el tiempo. Guardo un excelente recuerdo de todas, hasta de la mas sosa de las comedias, pero no me canso de recordar la mejor: EL PADRINO, no se hacían muchas con temas tan lacerantes en aquella época y EL PADRINO fue una de las primeras. Así que no pensábamos sobre las secuelas de la manera en que lo hacemos ahora. Recuerdo estar viendo la calle completa entre la Avenida A y la Avenida B convertida en los comienzos del siglo XX. Las vidrieras, los interiores de los locales. El tamaño era increíble. Uno sabía que lo que estaba haciendo era ambicioso. Siempre estaré en deuda con Francis y con mis entrañables Brando y Pacino, dos bestias sin mas. Siempre les digo a los actores que van a una audición: No temas hacer lo que indican tus instintos, ahí tenéis a Marlon Brando, James Dean o Al Pacino. Tal vez no consigas el papel, pero la gente va a tenerte en cuenta.-"

-" Quiero mencionar a una gran actriz y directora: Jodie Foster. Cuando me dieron el papel en TAXI DRIVER, y trabajamos juntos la llevé a un lugar aparte cuando empezamos a filmar. La pasaba a buscar al hotel y la llevaba a diferentes restaurantes. La primera vez básicamente no dije nada, solo murmuraba. La segunda vez comenzamos a repasar el guión juntos, lo cual era bastante aburrido porque yo me lo sabía. La tercera vez, repasó las líneas otra vez, pero aprecié que estaba realmente aburrida. La cuarta vez, volvimos a repasar, pero empezó a irse para otro lado, sobre ideas completamente diferentes dentro de la escena, hablando sobre cosas muy locas y pidiéndome que siguiera su improvisación. Así empezamos  e intentaba disimular, era una niña de 12 años, pero despierta como un águila. Fue una revelación enorme para mí, porque hasta ese momento yo creía que ser un actor era tan solo actuar naturalmente y pronunciar las líneas que había escrito otro. A nadie fuera de la escuela, le había pedido que construyera un personaje. Lo único que habían hecho todos por mi es dirigirme, o dejarme hacer, o escupir algo como: “Dilo más rápido” o “Dilo más lento”...!Ellos que saben lo que siente el actor!, son maquinas de filmación, todo con prisas, no tienen mas que anotar en el tablón de rodaje, y ver los días que faltan, sin comprender que yo era Robert De Niro y aquella chiquilla deliciosa no era mas que una extraordinaria actriz que se llamaba JODIE FOSTER.-"


-" Una vez, años después Jodie me dijo: "Hubo un momento en algún restaurante, en algún lugar, en el que me di cuenta por primera vez de que era yo quien no había estado aportando demasiado a la mesa. Y sentí una excitación de esas en las que transpiras y no puedes comer y no puedes dormir. Me cambió la vida, y aprendí mucho contigo-".

 

-" Yo voy al teatro, mas que al cine, el teatro es algo vivo, sin trucos. Últimamente disfruté mucho viendo La muerte de un viajante, es impresionante, diálogos magníficos...allí nadie me molesta, ni siquiera me reconocen. Lo hago con mucha frecuencia. Lo que no soporto y no tuve fuerzas para ver AVATAR, esas películas me ponen de los nervios y los pelos de punta, sé que muchos jóvenes que lean esto dirán que soy un retablo. Últimamente la imaginación en el cine brilla por su ausencia, la sustituye las nuevas tecnologías y el cine es mucho mas que un buen efecto especial. Seamos serios señores, porque estamos hablando de arte."


-" Tengo todavía en mi casa los libros, y apuntes que utilicé en mis años como alumno de Actor Studio, no podría tirarlos, son fundamentales para mi, aún, en ocasiones los ojeo, los leo y me veo sentado en la penumbra de las clases, con los ojos abiertos y el aliento retenido. Al Pacino me dice que debería ir al psiquiatra urgentemente, tal vez lleve razón. Nadie debe olvidar sus orígenes. Me siento muy orgulloso de haber pertenecido a la generación de los rostros perdidos, como llaman a los alumnos de aquella época, pero siempre tengo presente una frase de mi querido Brando, cuando me dijo: "Sé valiente, pero no imprudente".... Brando sin importar lo que hiciera, sea malo o bueno, lógico o nó, era un maestro. Para mostrar lo primitivas que solían ser algunas cosas de nuestra profesión, nos reuníamos en casa muchas veces y teníamos que disponer un trípode para pasar en video escenas de Marlon en la sala de proyección, para que estudiase sus movimientos, sus improvisaciones. Lo interpretaba otra vez, acto por acto. Nunca hablamos sobre nuestras interpretaciones en El Padrino. ¿Qué me iba a decir?, éramos amigos, nos conocíamos demasiado.... Pasé unos días en su isla, pero esa vez no hablamos de nuestra profesión, mencionábamos cualquier cosa menos de actuación. Supongo que la admiración no se expresa así, en palabras. Nunca he conseguí olvidarle."-

 

-" Se dijo que James Dean consiguió convencer a Kazan, director de AL ESTE DEL EDÉN, para que le diera el protagonista principal y no a Newman, después de pasearse por delante de la casa del director en moto, noche tras noche. James Dean era así, yo no estoy de acuerdo con muchas de las cosas que hizo con su vida privada, pero le admiraba, tenía la técnica de Brando, una naturalidad canalla, el frescor de lo inusitado... Pero dejó la vida en Salinas, sobre su Porsche, apenas cuatro días antes del estreno de REBELDE SIN CAUSA y sin haber terminado GIANT, rodaje en el conoció a Liz Taylor, eran un gran equipo y con ellos, un Rock Hudson en plena cúspide. Uno de mis predilectos en la escuela fue Adler, también defendí a Hervey Keitel que, fuera de sus casillas, llamó: "viejo de mierda" al mismísimo Strasberg durante una discusión con el director. Como anécdota tengo algo curioso: se comenta que para integrarse en la academia, Keitel, debió dar 11 veces la audición de ingreso a Dustin Hoffman, y seis a Paúl Newman... Mi querido Hervey era así


-" Se atraviesan muchas fases diferentes en la vida. Ahora es ahora. Entonces era entonces. Y el futuro es algo muy desconocido que no me preocupa. Así que disfruto el momento mientras estoy en él. Ahora es uno de ellos"-

 

 

Comentario de KARL MALDEN.

 

-" Yo fuí alumno del Actors, en la época gloriosa de la Institución, cuando entre aquellos jóvenes ávidos de aprender y sentados sobre el frío suelo, absorbíamos las palabras de Lee, o las sugerencias de Elia Kazan. Aún puedo ver apretujados a Brando, Marilyn, James Dean, Paúl Newman, Monty Clift, Eva Maria Saint, a mi querida Maureen Stapleton o al mismísimo Rod Steiger, Eramos como pajarillos, aprendiendo la síntesis, nada fácil del método Stanislavski, pero cada mes que pasaba alguien dentro de mi, cabalgaba de placer. Podía ser Paúl, El rey Lear o Enrique VIII, personajes que atrapaban y cuando salía a pronunciar mi audición diaria, notaba como todos se callaban, me miraban fijos, eso es algo que engrandece al actor. Allí hice mis mejores amigos, amigos que me han durado muchos años, que hemos compartido películas como mi querido Brando, o hemos estado a punto de serlo como me sucedió con Dean cuando se hablaba de mi para el papel del padre en AL  ESTE DEL EDÉN. Siempre he recomendado a los actores noveles que me preguntaban un método a seguir, o a que escuela dramática matricularse, a todos les hablaba del Actors, siempre, porque allí se forjaban, se preparaban con el desdoblamiento preciso, con la calma que ello exige, sin perjudicarles la mente para nada. Ahora el Actors Studio puede que haya cambiado, no lo sé, pero de lo que estoy seguro es que los mejores nombres del cine, salieron de aquellas oscuras paredes, entre la penumbra de las pocas luces, o admirando audiciones de unos hombres y mujeres que luchaban por llegar lejos. Algunos de ellos, pagando un alto precio."-   

 

 

 

ELIA KAZAN, UN MAESTRO PARA TODOS LOS ALUMNOS

 

 

 

 

 

E P I L O G O.

 

 

Hoy, el Actor's Studio recibe por año 15 mil solicitudes de admisión de todas partes del mundo. Audiciones mediante las que sólo 85 aspirantes se convertirán en miembros. Para pertenecer deben superar dos audiciones de cinco minutos cada una, espacio mas que breve para demostrar el talento de esa legión actores que se quieren internar en el fascinante mundo de la interpretación. Fué, es y será la escuela mas importante del mundo en arte interpretativo y sostiene dentro de ella la historia de hombres y mujeres que sellaron con letras de oro el cine y el teatro mundial.

 
Ante semejante institución, he querido rendir mi tributo de admiración, respeto y gratitud a esta Escuela de Leyenda.



RECIBO MUCHOS MAILS, PIDIENDO INFORMACIÓN PARA ACCEDER A LA ESCUELA, QUIERO INSERTAR LAS SIGUIENTES DIRECCIONES:


The Actors Studio, Inc.
8341 DeLongpre Avenue
West Hollywood, CA 90060-2601
323-654-7125 FAX 323-654-8266


The Actors Studio
432 West 44th Street
New York, New York 10036
212-757-0870